viernes, 6 de julio de 2007

Autobus sepultado en Mexico por un alud de tierra

Alud de tierra en México. Foto EFE

Los equipos de rescate recuperaron 32 cadáveres del autobús sepultado el miércoles por un alud de tierra en una carretera del municipio mexicano de Eloxochitlán, en el estado central de Puebla, poco más de 24 horas después de comenzar sus labores en la zona.

Según informa la página de internet del gobierno poblano, de los cuerpos recuperados, correspondientes a hombres y mujeres de edades comprendidas entre los seis y los 48 años, entre ellos cuatro menores, han sido identificadas 26 personas.

El accidente tuvo lugar a primera hora de la mañana del miércoles cuando un autobús en el que podían viajar entre 45 y 60 personas, según los cálculos oficiales, quedó enterrado bajo una masa de casi 3.000 metros cúbicos de piedras y barro que se desprendió de la ladera de un cerro.

El tramo de carretera por la que transitaba el vehículo, estrecho y con curvas, desapareció literalmente bajo el alud, resultado al parecer del reblandecimiento de la montaña a causa de las lluvias caídas en el área.

En la recuperación de los cadáveres intervienen medio millar de policías, militares, personal de Protección Civil y voluntarios respaldados por maquinaria pesada. Las tareas son lentas por el tamaño de los bloques líticos desprendidos del cerro, y sobre todo por el riesgo de nuevos derrumbamientos.

El cerro reblandecido por las lluvias tenía unos 150 metros de longitud y 25 metros de ancho, lo que causó la caída de piedras muy pesadas sobre la vía. Medios locales, que recogen declaraciones de testigos, han señalado que podría haber también una camioneta 'pick-up' y un vehículo particular atrapados bajo el barro y las rocas.

El Gobierno de Puebla informó también que el tramo de carretera que comunica ese estado con el de Veracruz, en el Golfo de México, permanece cerrado y se está habilitando una ruta alternativa para los vehículos que tengan que pasar por ese territorio.

Consultados por los periodistas, algunos vecinos de San Miguel Eloxochitlán, situado en una zona serrana de difícil acceso a unos 250 kilómetros al sudeste de la capital mexicana, han denunciado la negligencia de las autoridades estatales pese a las advertencias de los pobladores sobre el peligro de derrumbes.

Al respecto, fuentes del gobierno de Puebla señalaron que las autoridades locales habían solicitado apoyos para su comunidad 'en mejora de caminos y construcción de clínicas' pero no para la zona del siniestro.

'En ningún momento se advirtió que ese cerro pudiera tener algún desgaje', señaló el secretario de Gobernación (Interior) poblano, Javier López Zavala, quien admitió que las autoridades del estado no lo consideraban un 'foco rojo'. López agregó sobre el suceso que 'la naturaleza se impone y no da explicaciones'. El presidente mexicano, Felipe Calderón, ha ordenado el envío de 'todos los recursos' necesarios para atender a las víctimas.

Bookmark and Share

Se el primero en comentar

Publicar un comentario

Seguidores

Estadisticas

Catastrofes y Desastres Template Blogger Elegance by Dicas Blogger.

TOP