lunes, 23 de julio de 2007

Las inundaciones afectan a miles de britanicos

Vista aérea de la Catedral de Tewkesbury. Foto EFE

El primer ministro británico, Gordon Brown, ha iniciado su visita por las zonas más afectadas por las inundaciones de estos últimos días en Gran Bretaña, donde miles de personas se han quedado sin agua potable y ni hogar. Mientras, según publica el diario británico The Independent, un estudio científico coloca las causas del desastre del lado del cambio climático.

Brown ha sobrevolado en helicóptero las áreas más castigadas en los últimos días. El jefe de Gobierno británico ha expresado su voluntad de "priorizar la seguridad" de los afectados, "asegurar las defensas establecidas contra las inundaciones" y, del mismo modo, mejorar en un futuro las infraestructuras preparadas para este tipo de emergencias, para lo cuál ha fijado -para 2011- un aumento de 200 millones de libras anuales, unos 300 millones de euros, en el presupuesto dedicado a evitar este tipo de inundaciones (actualmente 600 millones).

Además de Gloucester, el condado más afectado, varias zonas de Worcestershire y Warwickshire, al oeste de Inglaterra, siguen inundadas, sin accesos y con las carreteras cortadas.

Pero el problema no es sólo el agua potable, sino que más de 48.000 hogares de Gloucestershire se han quedado sin electricidad. Al mismo tiempo, varios medios británicos han informado de un creciente "pánico de compra" -ante la posible escasez- de alimentos en la zona. La falta de energía se debe a que la planta eléctrica de Castlemead, al norte de Gloucester, se ha visto obligada a cerrar como medida de seguridad, debido a que la instalación se estaba inundando. Se espera además que el río Severn, en el condado de Gloucester, llegue a su nivel más alto desde el año 1947, después de que su caudal aumentase anoche un centímetro por hora.

Por el momento persisten varios avisos de inundaciones en Oxfordshire y Berkshire, al sur de Inglaterra. En ese sentido, el portavoz de la brigada de bomberos del primero de ellos, Simon Belcher, ha reconocido que "las cosas van a empeorar antes de que puedan mejorar", según informa The Independent.

La intensidad del temporal ha provocado un masivo despliegue de los servicios de emergencia y de las fuerzas armadas británicas, que han tenido que realizar ya decenas de operaciones de rescate. Además, miles de afectados han tenido que ser evacuados de sus hogares y alojarse temporalmente en centros habilitados para afrontar el problema.

El responsable de las inundaciones de estos últimos días en Gran Bretaña podría ser el cambio climático. Al parecer, ésta es la conclusión a la que un estudio científico británico ha llegado esta semana, tal y como publica hoy The Independent. El estudio, que identifica los efectos del cambio climático como culpables de las inundaciones y las lluvias torrenciales que han anegado buena parte del oeste británico, se publica este miércoles en la revista científica Nature, aunque el diario británico ha podido, según informa, tener acceso a sus principales conclusiones. Conclusiones que demostrarían la existencia de una huella humana detrás estas precicitaciones y los desatres generados en el hemisferio norte.

Bookmark and Share

Se el primero en comentar

Publicar un comentario

Seguidores

Estadisticas

Catastrofes y Desastres Template Blogger Elegance by Dicas Blogger.

TOP