sábado, 29 de septiembre de 2007

Un atentado taliban deja al menos 31 muertos en Afganistan

El autobús blanco del atentado suicida

Al menos 31 personas, la mayoría militares, murieron este sábado en Kabul por un atentado suicida contra un autobús que transportaba a soldados afganos, uno de los más sangrientos perpetrados por los talibanes, que los guerrilleros ultraislamistas se atribuyeron inmediatamente.

Al amanecer, un hombre vestido con el uniforme del Ejército se acercó al vehículo, que llevaba a los soldados al Ministerio de Defensa, e hizo estallar su carga explosiva, según las autoridades. A última hora de la mañana, el balance era de 31 muertos, "casi todos militares", y 20 heridos, 17 de ellos de gravedad, según informó el ministro de Sanidad, Sayed Mohamad Amin Fatemi.

Se trata de uno de los atentados más sangrientos cometidos en la capital afgana junto al que el 17 de junio costó la vida a por lo menos 24 jóvenes reclutas de la policía, también en un autobús. Un portavoz de los talibanes, Zabihula Mujahed, se atribuyó el ataque y dijo por teléfono que se trataba de una de las "operaciones" que habían prometido durante el Ramadán, el mes sagrado del islam.

El presidente afgano, Hamid Karzai, llamó a responder con una "acción fuerte" a este ataque. "Nos muestra que la guerra contra el terrorismo debe continuar con más vigor. De Argelia a Indonesia, de EEUU a Japón, debemos seguir unidos y determinados en la guerra contra el terrorismo", declaró en conferencia de prensa.

La televisión mostró a los socorristas extrayendo cadáveres de hombres uniformados de los restos del autobús y otras víctimas todavía atrapadas en el amasijo de hierros. Sólo en lo que va de año se registraron más de 100 atentados suicidas en Afganistán, según un estudio reciente de la ONU.

Los talibanes perpetran atentados en Kabul con frecuencia. El último mató a un soldado francés y dejó varios civiles heridos, el 21 de septiembre. Los islamistas, desalojados del poder por una coalición internacional dirigida por EEUU a finales de 2001, intentan doblegar al Gobierno de Karzai, que cuenta con el apoyo de unos 50.000 soldados extranjeros.

La rebelión talibán ha dejado miles de muertos, 5.000 en lo que va del año, la mayoría en las filas de los propios insurgentes. En las filas de las tropas internacionales, en 2007 se cuentan ya 175 muertos (en comparación con 190 en todo el año pasado), la mayoría en combate.

Bookmark and Share

Se el primero en comentar

Publicar un comentario

Seguidores

Estadisticas

Catastrofes y Desastres Template Blogger Elegance by Dicas Blogger.

TOP