jueves, 15 de noviembre de 2007

Dos muertos y 140 heridos en un terremoto de 7,7 grados en Chile

El peor atentado perpetrado en la historia de Afganistán - EFE

Un terremoto de 7,7 grados en la escala de Richter, que sacudió ayer el desértico norte de Chile, provocó dos muertes y 140 heridos. También causó el derrumbe de viviendas de adobe, cortes de caminos e interrupción del suministro de electricidad, lo que paralizó las faenas en las mayores minas de cobre del mundo.

El seísmo, que ocurrió a las 12:43 hora local (16:43 en España), tuvo una duración cercana a los 40 segundos y se sintió también en La Paz -obligó a evacuar uno de los edificios de oficinas más importantes de la capital boliviana-, Perú, Brasil y en el oeste de Argentina. Su epicentro se situó a 60 kilómetros de profundidad.

Las dos muertas son vecinas de la ciudad portuaria de Tocopilla, la más afectada por el terremoto, a 1.630 kilómetros al norte de Santiago. Leontina Espejo, de 88 años, murió cuando cayó un muro sobre ella, mientras huía. Igual que Olga Ortiz, de 54 años, quien quedó tendida en la calle.

El alcalde de Tocopilla, Luis Moyano, calculó que el terremoto ha dejado 4.000 damnificados y que alrededor de 1.200 viviendas están "totalmente destruidas" y cientos sufrieron "daños severos". "Vamos a tener que buscar algún lugar seguro para esa población. Estamos habilitando un par de estadios y pidiendo ayuda de agua, que no la tenemos en este momento", afirmó Moyano a radio Cooperativa. Un buzo de 50 años, Manuel Jopia, describió desde Tocopilla el terremoto como "una cosa terrible, espantosa", superior a otros seísmos que ha vivido. "Hay fachadas de casas que se ven bien, pero al interior se destrozó todo", afirmó al diario El Mercurio.

De los 140 heridos, 110 corresponden a Tocopilla, donde el hospital resultó dañado y los médicos comenzaron a atender a los heridos en las afueras. La población reaccionó con pánico en las mayores urbes cercanas al epicentro, Calama y Antofagasta, donde tuvo 7 grados de intensidad, y las réplicas mantenían en vilo a los habitantes.

En los alrededores de la ciudad de Calama y hacia la cordillera de Los Andes, donde están varias de las mayores minas de cobre del mundo, las empresas Codelco y BHP Billiton suspendieron durante algunas horas las faenas extractivas por falta de suministro eléctrico. Varias ciudades afectadas comenzaron a recuperar paulatinamente la electricidad al anochecer.

Una réplica de 6,2 grados se registró mientras la presidenta del país, Michelle Bachelet, visitaba la zona. Según el informe del Instituto de Sismología de la Universidad de Chile, la réplica, que causó pánico en los habitantes de Tocopilla y Antofagasta, se sintió con epicentro a 47 kilómetros al noroeste del puerto de Mejillones, a unos 1.500 kilómetros de Santiago y a 37,8 de profundidad.

Se desconoce aún si el nuevo terremoto ha causado daños o víctimas. Cuando la gente aún no se había recuperado de la réplica sísmica, al igual que la presidenta chilena, un segundo temblor, esta vez de 4 grados en la escala internacional de Mercalli, de un máximo de 12, volvió a causar inquietud en la población.

Bookmark and Share

Se el primero en comentar

Publicar un comentario

Seguidores

Estadisticas

Catastrofes y Desastres Template Blogger Elegance by Dicas Blogger.

TOP