martes, 9 de noviembre de 2010

En Haití las muertes por el huracán Tomas suben a 20, y las del cólera a 544

El paso del huracán Tomas el fin de semana agravó la situación sanitaria en Haití, donde dejó 20 muertos en un país devastado por una epidemia de cólera que hace estragos entre los más de 1,3 millones de haitianos que perdieron sus hogares en el seísmo de enero.

En su informe del lunes, el Ministerio de Salud dio cuenta de 544 muertes por cólera y más de 8.000 hospitalizaciones en todo el país, y teme un agravamiento de los contagios, pues las lluvias provocaron inundaciones y crecidas de ríos, y el mal se transmite principalmente por aguas contaminadas.

El balance del huracán Tomas aumentó a 20 muertos, 36 heridos y cerca de 6.000 familias damnificadas, indicó este lunes la Protección Civil haitiana, que en su anterior reporte daba cuenta de seis decesos.

La región más afectada fue el departamento de la Grand'Anse, en el sudoeste del país, con siete muertos y siete desaparecidos, según las autoridades haitianas dirección de Protección Civil.

Unas 900 casas fueron destruidas y 5.000 dañadas en este departamento, que registra asimismo casi 6.000 familias damnificadas, agregó la agencia de socorro, precisando que fueron evacuadas 36.000 personas.

Luego de cobrarse 14 vidas a su paso el viernes por la turística isla de Santa Lucía, en el Caribe, Tomas castigó Haití con lluvias torrenciales y vientos de hasta 130 km/h durante el fin de semana que provocaron inundaciones y dejaron aisladas varias zonas del país, con el consiguiente riesgo de deslaves de tierra.

El lunes muchas carreteras seguían cortadas debido a las inundaciones y deslizamientos de tierra provocados por el paso de Tomas, que luego se disipó en el Atlántico.

"La evaluación de los daños prosigue", dijo el lunes la directora de Protección Civil, Alta Jean-Baptiste. "Hay muchos daños, a nivel de rutas que están cortadas, y de plantaciones agrícolas que resultaron destruidas", agregó.

En Puerto Príncipe los haitianos estaban el fin de semana con el agua hasta los tobillos en algunos campos de desplazados que crecieron tras el devastador terremoto que mató a 250.000 personas en enero y dejó a 1,3 millones sin hogar.

Pero la peor parte se la llevó la ciudad de Leogane, que quedó completamente inundada, con hasta tres metros de agua acumulada en algunas zonas.

"Hay una situación de emergencia en Leogane, a 30 km al oeste de Puerto Príncipe, la ciudad más golpeada por el mal tiempo, totalmente inundada", enfatizó la titular de Protección Civil.

El brote de cólera apareció a mediados de octubre en Haití, que no registraba casos del mal desde hacía cien años, y movilizó una importante ayuda internacional. "Es fuera de las zonas más pobladas que la asistencia se volvió particularmente necesaria", dijo el lunes la organización humanitaria Médicos Sin Fronteras (MSF), presente en Haití.

"Estamos muy preocupados por la propagación de la epidemia de cólera en las zonas rurales, dada la dificultad de acceder a organismos de salud. Es necesario instalar centros de tratamiento y los que existen deben ser apoyados para que puedan rápidamente brindar acceso a tratamiento", explicó Kate Alberti, epidemióloga de MSF.

Gran parte de los 10 millones de haitianos viven en condiciones precarias, siendo así vulnerables a los desastres naturales. Las laderas de las montañas han sido deforestadas para utilizar la madera de los árboles como combustible, incrementando el riesgo de aludes con el tiempo lluvioso.

AFP

Bookmark and Share

viernes, 29 de octubre de 2010

El volcán Merapi vuelve a entrar en erupción

El volcán Merapi vuelve a entrar en erupción
La cifra de muertos por el maremoto que azotó las islas indonesias de Mentawai el lunes sigue creciendo y las autoridades temen que alcance las 600 víctimas mortales. El último balance se sitúa en 408 fallecidos y 303 desaparecidos, de los que se teme que al menos la mitad hayan muerto, según han informado fuentes oficiales. Además, otras 412 persones están hospitalizados y 13.000 se encuentran en centros de evacuación. Las tareas de rescate también prosiguen en la isla indonesia de Java, donde ha vuelto a entrar en actividad el volcán Merapi, cuya primera erupción, el martes, causó 34 muertos y cerca de 40.000 evacuados.

Con el paso de los días, se reduce la posibilidad de encontrar supervivientes del tsunami, como ha explicado el jefe de misión de la Federación Internacional de la Cruz Roja en Sumatra Occidental, Hans Bochove, que lo ha calificado de "muy, muy difícil". La ola gigante que arrasó las Mentawai se registró el lunes tras un seísmo de 7,5 en la escala de Richter, según la Agencia Nacional de Control de Desastres. Bochove dijo que todavía se está evaluando la situación sobre el terreno en el archipiélago, de 70 islas e islotes, cuya región sur fue engullida por una ola gigante de seis metros de altura que, según testigos, penetró más de medio kilómetro en tierra firme.

"Seguimos teniendo esperanza, pero asumimos que la mitad de desaparecidos están muertos o nunca serán encontrados", aseguró hoy a Efe el jefe de operaciones de la Agencia Nacional de Gestión de Desastres en Sumatra Occidental, Ade Edward. El funcionario ha explicado que, de las 303 personas de las que no se sabe nada desde el seísmo del lunes, entre 100 y 150 probablemente sigan vivos y se hayan refugiado en zonas altas por temor a que se produzca otra ola gigante. "Otras víctimas mortales pueden estar ocultas bajo los escombros y el lodo. Es difícil que muchas hayan sido arrastradas mar adentro porque están atrapadas por los árboles caídos", añadió.

El fuerte oleaje dificulta la entrega de ayuda a los damnificados, muchos de ellos heridos, en el aislado archipiélago, situado frente a las costas de Sumatra. Cientos de víctimas volvieron a dormir anoche a la intemperie. Poco a poco el agua potable, comida, tiendas de campaña y otros productos básicos van llegando a la isla de Pagai, donde una decena de aldeas han sido arrasadas y de varias no queda ni rastro. El distrito de Detumonga fue el más afectado por el maremoto, con 170 muertos y 270 desaparecidos. Entre la desolación también asoma la esperanza, como el rescate de un bebé de 18 meses que sobrevivió tres días encaramado a un árbol tras perder a sus padres.

Las autoridades indonesias aseguran que el sistema de alerta de tsunamis, instalado tras el devastador maremoto de 2004, que causó más de 226.000 muertos, dejó de funcionar hace un mes por la falta de personal cualificado para su mantenimiento.

Sin embargo, un técnico alemán que trabaja en el proyecto de alerta señaló que sólo falló una de las 300 boyas distribuidas en el mar. "El sistema de alerta temprana funcionó muy bien, es algo que se puede verificar", indicó Joern Lauterjung, jefe del proyecto de alerta de tsunamis indonesio-alemán para GeoForschungs Zentrum.

En cualquier caso, todos coinciden en que las islas estaban demasiado cerca del epicentro y fueron golpeadas por las olas en 5 o 10 minutos, lo que convierte en inútil cualquier alarma.

Mientras, la nueva erupción del volcán Merapi, en la isla de Java, se produce cuando la mayoría de los habitantes del área continúa en centros de acogida montados más allá del perímetro de seguridad. Un manto ceniciento cubren las viviendas, árboles y cultivos que no ardieron con la ceniza incandescente.

En Sidorejo, una población dentro de la zona de seguridad de 10 kilómetros de radio en torno al cráter, familiares y amigos enterraron ayer en una fosa común a 20 de las 34 víctimas mortales.Del total de muertes, 25 se produjeron en la ladera del Merapi, uno de los volcanes más activos del archipiélago, mientras que el resto falleció en el hospital debido a las heridas sufridas. Del centenar de heridos, 44 personas siguen hospitalizadas en estado grave.

El Merapi, considerado por los vulcanólogos un volcán de cono compuesto o estratovolcán, como el Teide en España, se asienta a 30 kilómetros al norte de ciudad de Yogyakarta. Una de las peores erupciones que se recuerdan fue en 1930 y mató a unas 1.300 personas.

Indonesia pertenece al llamado Anillo de Fuego del Pacífico, una zona de gran actividad sísmica, y al menos 129 de sus más de 400 volcanes están activos.

Bookmark and Share

martes, 26 de octubre de 2010

Tsunami causado por un terremoto de 7,5 grados golpea las islas Mentawai frente a Sumatra

Al menos cien personas han muerto y más de medio millar han sido dadas por desaparecidas después de que un tsunami causado por un terremoto de 7,5 grados en la escala Richter golpeara las islas Mentawai, frente a las costas de la isla indonesia de Sumatra, indicaron hoy fuentes oficiales.

La Agencia Nacional de Gestión de Desastres indicó que una decena de pueblos de las Mentawai, la mayoría situados en las islas Pagai Selatan (del sur) y Pagai Utara (del norte), fueron destruidos o resultaron dañados por el seísmo ocurrido el pasado lunes y el tsunami originado por el fuerte temblor.

Según apuntó el diputado de la asamblea legislativa de la provincia Sumatra Occidental, Hendri Dori Satoko, al canal de televisión Metro, el número de muertos ascendía 108 y a 502 el de personas desaparecidas.

El archipiélago de las Mentawi, a 150 kilómetros al oeste de la costa de Sumatra y habitado por unas 68.000 personas, está formado por 70 islas, que desde hace varios años se ha convertido en uno de los destinos del sudeste de Asia más visitados por los aficionados al surf.

La empresa de viajes para aficionados al surf "The Perfect Wave" (La ola Perfecta) y una de las muchas que promueven la práctica de ese deporte en las Mentawi, informó por medio de un comunicado que cuando se produjo el tsunami tenía allí a 32 clientes.

Por su parte, la Embajada de Australia en Indonesia, señaló en una nota que entre ocho y diez australianos estaban dados por desaparecidos a raíz de que se perdiera el rastro y el contacto por radio con el barco de recreo en el que navegaban por la zona.

El epicentro del seísmo, que generó olas de hasta seis metros que penetraron 600 metros en tierra firme, fue localizado a 33 kilómetros de profundidad bajo el nivel del mar y 149 kilómetros al sur de la ciudad de Padang, en la costa oeste de Sumatra.

En uno de los pueblos arrasados y en el que residían unas 200 personas, habían sido localizados unos 40 supervivientes, indicó el Centro de Crisis creado por las autoridades para responder al desastre.

Entre los pueblos más dañados, según los primeros datos obtenidos por la agencia nacional, se encuentra el de Betumonga, en la isla de Pagai Utara y donde al menos el 89 por ciento de las edificaciones han sido destruidas o registrado daños.

"Hay muchas personas desaparecidas y tememos que han muerto", dijo el jefe del centro de crisis, Mujianto, al canal de televisión Metro.

Fuentes oficiales señalaron que unas 2.000 personas buscaron refugio en edificios que resistieron a la sacudida y apartados de la orilla del mar.

Al poco de ocurrir el temblor, el Centro de Alertas de Tsunami del Pacífico emitió un aviso, aunque lo levantó dos horas después.

Por su parte, las autoridades indonesias mantuvieron la alerta de tsunami durante una hora.

Al amanecer del martes se produjeron al menos dos réplicas de magnitud superior a 6 grados, según el Servicio Geológico de Estados Unidos, que vigila la actividad sísmica mundial.

En diciembre de 2004, un terremoto de 9,1 grados golpeó el norte de Sumatra y causó el devastador tsunami que destruyó localidades de costeras de una docena de naciones bañadas por el Océano Índico y mató a 226.000 personas.

La cercana ciudad de Padang, que como las islas Mentawi se asienta sobre un placa tectónica de gran movimiento sísmico, fue el año pasado escenario de otro seísmo de 7,6 grados que causó más de 700 muertos en un lugar de gran movimiento de las placas tectónicas.

Indonesia se asienta sobre el llamado "Anillo de Fuego del Pacífico", una zona de gran actividad sísmica y volcánica que es sacudida por unos 7.000 temblores al año, la mayoría de escasa potencia y que pasan desapercibidos para la población.

EFE

Bookmark and Share

viernes, 22 de octubre de 2010

Más de un centenar de muertos en Haití por una epidemia de cólera

Colera en Haití
Tras el temblor del pasado enero, el cólera se ceba ahora con Haití. Entre 118 y 140 personas han muerto en el país caribeño por un brote de esta enfermedad, que está afectando especialmente a regiones del norte y el este. Los primeros análisis confirman que se trata de una epidemia de tipo 01, ha asegurado el director general del Ministerio de Salud Pública y de Población, el doctor Gabriel Timothée. El país sufrió a principios de año un terremoto que causó más de 150.000 víctimas mortales.

El presidente haitiano, Réné Préval, ha cifrado en 138 muertos los muertos por el brote de cólera y ha asegurado que su Gobierno está haciendo "todo lo posible para contener la epidemia", la primera de esta enfermedad en Haití en un siglo, según la Organización Mundial de la Salud (OMS). Los responsables sanitarios del país han informado de más de 1.500 casos hasta última hora del jueves y los hospitales locales se han visto desbordados con la llegada de pacientes con diarrea acuosa. Las víctimas han fallecido de deshidratación rápida, en ocasiones en horas.

"Estamos en una situación de urgencia sanitaria", ha explicado Timothée, quien ha añadido que el cólera de tipo 01 es el más fuerte, que se encuentra en regiones de Africa, informa Efe. "Con la movilidad de la población, el peligro de diseminación es real", ha añadido.

El brote, que se inició esta semana, afecta sobre todo al departamento de Artibonite, en el norte del país, y a Mirebalais, en el este, cuyos hospitales siguen recibiendo enfermos, por lo que las cifras de víctimas y enfermos varían con el paso de las horas. Dos de las localidades más afectadas son Drouin y Grande Saline, en Artibonite. En Grande Saline, según Timothée, la situación se complicó por el desbordamiento del río Artibonite, que cortó la carretera de acceso a esta localidad, por lo que es muy difícil hacer llegar ambulancias y medicamentos. Se han adoptado disposiciones para la prevención y la intensificación de medidas higiénicas, según el doctor, quien ha agregado que también se adoptaron medidas "al más alto nivel" para la distribución de agua potable.

El Ministerio de Salud Pública de la República Dominicana ha reforzado los controles sanitarios en la frontera con Haití. Además, se ha aumentado la dosis de cloro del agua que se suministra a la población de la zona fronteriza para evitar que surjan casos de la enfermedad en territorio dominicano.

La secretaria general adjunta para Asuntos Humanitarios de la ONU, Catherine Bragg, ha advertido de que pese a los logros alcanzados por las agencias humanitarias la ayuda deberá mantenerse durante todo 2011. "Podemos estar orgullosos de lo que la comunidad humanitaria ha logrado junto con el pueblo y el Gobierno haitiano", ha afirmado tras una visita de tres días a Haití. "El objetivo humanitario, prestar ayuda para salvar vidas, se ha cumplido", ha subrayado. Bragg ha observado de primera mano la situación sobre el terreno con una visita a cuatro campamentos de desplazados en la capital y sus alrededores, que están superpoblados. "Esta situación no es aceptable", ha subrayado la responsable de la ONU, quien ha asegurado que el organismo hará "todo lo posible para ayudar" a los haitianos.

Bookmark and Share

miércoles, 13 de octubre de 2010

Más de 236.000 muertos desde principios del año por desastres naturales

Más de 236.000 muertos por desastres naturales
Desde principios de año, más de 236.000 personas han muerto debido a desastres naturales, sobre todo terremotos, y alrededor de 256 millones han sido afectadas, según la Estrategia Internacional para la Reducción de Catástrofes de la ONU (ISDR, siglas en inglés).

"Aunque el número de víctimas a causa de catástrofes naturales ha ido descendiendo en los últimos veinte años gracias a la mejora de la prevención y las respuestas, los costes de la recuperación van en aumento", dijo hoy en Ginebra Margareta Wahlstrom, representante especial de ISDR, con motivo del Día de la Reducción del Desastre.

Así, se estima que 235 desastres naturales ocurridos el pasado año han costado a los países afectados y a los donantes 81.000 millones de dólares (61.500 millones de euros).

Una de las causas que encarece la reconstrucción y multiplica los efectos de los desastres es, según la ISDR, el aumento de la población que vive en áreas urbanas y la consecuente pérdida de peso demográfico de las zonas rurales.

"Al menos un 90 por ciento de los damnificados por las catástrofes del pasado año vivía en ciudades", las cuales, en opinión de Wahlstrom, "tienen que mejorar la infraestructura urbanística para poder hacer frente a posibles desastres".

"Millones de endebles viviendas -dijo- situadas cerca de cauces de ríos, en laderas de montaña o en zonas de alta actividad sísmica exponen a sus habitantes a desastres que podrían ser evitados".

Y agregó: "Seis de cada diez grandes ciudades están localizadas a lo largo de fallas sísmicas".

La panacea de la fragilidad urbanística son las barriadas de los países más pobres, donde más de mil millones de personas enfrentan los mayores riesgos ante un repentino desastre.

"En el 2030, el número de personas que vive en barriadas se doblará y el 60 por ciento de la población se ubicará en ciudades", destacó Walhstrom.

Para ilustrar cómo la precariedad de la infraestructura de determinadas zonas y países aumenta la incidencia del desastre, Walhstrom remarcó que, si bien el terremoto de Chile del pasado año fue 500 veces más fuerte que el de Haití, el primero mató a una persona de cada 595 afectadas y el segundo a una de cada 15.

Así como la masificación de las ciudades y su precariedad aumentan la incidencia de los desastres, Walhstrom aseveró que éstos son "cada vez más frecuentes e impredecibles".

"Basta con observar la situación en Pakistán o en el Oeste de África tras las recientes inundaciones para darse cuenta de que los fenómenos climatológicos son cada vez más extremos".

Bookmark and Share

domingo, 8 de agosto de 2010

Al menos 132 muertos y 500 desaparecidos por lluvias en la Cachemira india

Al menos 132 muertos y 500 desaparecidos por lluvias en la Cachemira indiaAl menos 132 personas han muerto y 400 han resultado heridas en los corrimientos de tierra provocados por las intensas lluvias de hace dos días en Leh, en la Cachemira india, donde hay 500 desaparecidos, entre ellos una española y dos franceses.

Las tareas de rescate avanzan hoy en el enclave turístico de Leh y el inspector general de la Policía cachemir, Farooq Ahmad, explicó a Efe que hasta el momento se han identificado 63 cadáveres, ninguno de ellos de extranjeros, y que el número de heridos asciende a 400.

El origen de la tragedia fue un aguacero que cayó el día 6 de madrugada sobre la localidad de Choglamsar y que provocó corrimientos de tierra y avalanchas de barro sobre la turística Leh, a más de 3.500 metros de altura, y las poblaciones de su alrededor, conectadas por precarias vías terrestres.

Unos 6.000 efectivos indios, incluidos miembros de la guardia de fronteras indo-tibetana, participan en las tareas de rescate y varios aparatos de las Fuerzas Aéreas han llevado suministros a la zona afectada por las lluvias.

El inspector alertó de que el número de víctimas seguirá creciendo, dado que se desconoce cuánta gente había en este enclave en el momento de las lluvias en la zona, habitualmente árida y ahora enfangada.

La información llega con cuentagotas debido a las deficientes conexiones telefónicas, pero Ahmad confirmó la identidad de las víctimas españolas y dijo haber recibido también datos de una agencia de "trekking" según la cual se desconoce el paradero de dos franceses.

Entre los desaparecidos, se encuentra la española Lourdes Morro, quien se hallaba con su pareja, Rafael Roca, haciendo acampada con un grupo de "trekking" en el valle de Hinju, a 60 kilómetros al oeste de la ciudad de Leh, cuando sobrevino la tragedia.

Rafael, a quien inicialmente se había dado por desaparecido -cuando se pensaba que Lourdes estaba herida y se intentaba su evacuación-, llegó hoy a Leh y está "sano y salvo", aunque con heridas en una pierna y "muy traumatizado", dijo a Efe una fuente de la embajada española en Delhi.

El mallorquín se encuentra en la base militar aérea de Leh junto a otros extranjeros heridos.

"La que fue arrastrada (por la avalancha) y está desaparecida es su compañera", aclaró la fuente diplomática, que admitió que "las labores de rescate (de esta mujer y otros posibles turistas afectados en el valle de Hinju) van a tardar más tiempo".

En Madrid, fuentes del Ministerio de Asuntos Exteriores confirmaron la reaparición de Rafael y que éste ha comunicado que no sabe el paradero de su compañera sentimental.

Familiares de ambos se disponen a viajar a la India, adonde llegarán este lunes. Mientras, la embajada envió a un representante a Leh para coordinar la evacuación de los españoles.

La embajada de España está intentando sacar al centenar y medio de turistas españoles que se encuentran atrapados en Leh, y espera "que vayan saliendo entre hoy y mañana, quizás pasado" en los aviones fletados hasta la ciudad por las compañías indias.

Una fuente de Aviación Civil aseguró a Efe que el sábado se efectuaron seis vuelos desde la ciudad y que hoy serían diez.

Entre el grueso de españoles hay unos 40 montañeros vizcaínos, cerca de 50 de Baleares y grupos de otras procedencias, entre ellos residentes en Delhi.

El paisaje de montaña y los retirados monasterios budistas de Leh y sus aledaños atraen cada año a cientos de turistas indios y extranjeros, que hacen "trekking" en la zona, rutas en motocicleta o se limitan a visitar los lugares de interés cultural.

Ubicado en el estado indio de Cachemira, Leh es ajena a la tensión política del valle de mayoría musulmana y se halla a más de 400 kilómetros al este de Srinagar y a una distancia parecida de Manali, otro destino turístico del norte de la India.

EFE

Bookmark and Share

sábado, 31 de julio de 2010

Las lluvias torrenciales causan casi 900 muertos en Pakistán y Afganistán

Las lluvias torrenciales causan casi 500 muertos en Pakistán y AfganistánLas lluvias torrenciales que caen en Pakistán y Afganistán desde hace cuatro días, las peores en décadas, han causado casi 900 muertos y un millón de desplazados. Se teme que la cifra de víctimas aumente, mientras las autoridades tratan de llegar a los pueblos que se han quedado aislados por el agua de los ríos, desbordados por el monzón.

Las inundaciones han destruido casas, escuelas, puentes, carreteras y vías férreas en la provincia noroccidental paquistaní de Khyber Pakhtunkhwa, y han causado 408 muertos desde el miércoles en esta zona, informó ayer el ministro de Información, Mian Iftikhar Hussain, desde la capital provincial, Peshawar. En la vecina Afganistán, se han contabilizado 60 fallecidos, según la BBC.

"Tememos que el balance de muertos aumente una vez que baje el nivel del agua. Nos enfrentamos al peor desastre en la historia de nuestra provincia", añadió el ministro paquistaní. Las ciudades de Nowshera y Charsadda, y el valle del Swat fueron las zonas más afectadas del país. La provincia de Khyber Pakhtunkhwa ha sido escenario de duras batallas entre el Ejército de Pakistán y los talibanes.

"La mitad de Nowshera está bajo el agua", describió Imran Khan, cuya casa se encontraba junto al río en esta ciudad, a unos 100 kilómetros al noroeste de Islamabad, que alberga un gran número de soldados. "El hospital militar, y muchos otros edificios en el área de acantonamiento, están también bajo el agua... Algunos camiones y convoyes militares de rescate están atrapados en la carretera", aseguró este hombre.

El Ejército paquistaní, que dirige las tareas de rescate y de ayuda, ha evacuado ya a cerca de 14.250 personas. El director de operaciones de la Autoridad Nacional de Gestión de desastres (NDMA), Amer Siddique, informó a Efe de que unas 16.000 o 17.000 personas permanecen atrapadas y completamente aisladas en zonas inundadas, y aseguró que su organización dispone ya de 25 helicópteros que están participando en las tareas de rescate.

Las tropas intentan llegar a los cientos de miles de personas sin hogar o atrapadas por la inundación, pero las tareas de rescate son muy difíciles, pues las vías de transporte y comunicaciones están muy afectadas, incluso en áreas alejadas, como Islamabad. También hay zonas sin suministro eléctrico ni agua potable. Peshawar, la principal ciudad del noroeste, y los distritos de Swat y Shangla han quedado aislados del resto del país. Las lluvias también han afectado a las conflictivas áreas tribales limítrofes con Afganistán.

Las zonas más golpeadas son rurales y pobres, cuyos habitantes, aún sabiendo el riesgo de inundación, no se pueden permitir vivir en tierras más altas. Aunque el noroeste se ha llevado la peor parte, también la provincia suroccidental de Baluchistán ha sufrido los efectos del monzón, con 70 muertos y 100.000 desplazados la semana pasada, y algunas cosechas de la provincia del Punjab han quedado arruinadas. El miércoles, un avión con 152 personas a bordo se estrelló cerca de Islamabad debido al mal tiempo.

Bookmark and Share

sábado, 3 de julio de 2010

200 muertos al explotar un camión cisterna en República del Congo

Cerca de 200 personas han muerto y más de un centenar están heridas tras la explosión de un camión cisterna en el este de República del Congo. Aunque en un principio la propia ONU informó de la muerte de cinco cascos azules, el organismo desmintió esta información poco después.

El accidente se produjo anoche en la provincia de Kivu Sur (este del país), cuando el vehículo volcó en el pueblo de Sange y varias personas se acercaron a intentar recoger la gasolina que se derramaba, según ha explicado esta mañana Marcellin Cisambo, gobernador de la región. "Algunos estaban tratando de robar el combustible, pero muchos de los muertos estaban en sus casas viendo el partido [del Mundial]", aseguró Cisambo. Al parecer, la gasolina se esparció por el centro del pueblo y se incendió, lo que causó graves daños.

El conductor del camión, que provenía de Tanzania, resultó herido, pero salió con vida del accidente. El número de muertos aumentará, pues varios de los heridos sufren graves quemaduras. Un portavoz del Gobierno local cifró las víctimas en 199 fallecidos y 212 heridos, mientras que un miembro de la misión de la ONU en el país africano (MONUSCO) citado por la BBC elevó los muertos a 223 y los heridos a 110.

La localidad de Sange se encuentra en la carretera que une la capital provincial, Bukavu, y Uriva, cerca de la frontera con Burundi.

Bookmark and Share

domingo, 20 de junio de 2010

Las inundaciones causan 132 muertos y millones de afectados en el sur de China

Las inundaciones causan 132 muertos y millones de afectados en el sur de China. EFELas fuertes lluvias e inundaciones que afectan al sur de China desde hace una semana han dejado hasta hoy 132 muertos, 86 desaparecidos y 10 millones de afectados, según los últimos informes de los ministerios de Asuntos Civiles y de Recursos del Agua . Casi un millón de personas han tenido que ser evacuadas y realojadas en las nueve provincias y regiones afectadas por las lluvias, inundaciones y avalanchas de barro, en su mayoría ubicadas en torno a los ríos Yangtsé y Perla.

Las pérdidas económicas directas se cifran en unos 2.000 millones de dólares, ya que las crecidas han dañado o destruido 155.000 viviendas y medio millón de hectáreas de cultivos, apuntan estas fuentes. Las provincias y regiones más afectadas son las de Fujian, Zhejiang, Cantón, Hunan, Jiangxi, Guangxi, Guizhou y Sichuan, donde los equipos de rescate han tenido que hacer uso de helicópteros para salvar a los residentes que han quedado aislados por las aguas.

El transporte ferroviario se ha visto afectado en estas zonas y en metrópolis como la de Shanghái, en el este del país, donde más de 20.000 pasajeros han quedado varados debido a la interrupción de los servicios. El Centro Nacional de Meteorología ha anunciado hoy que las lluvias continuarán en las zonas afectados durante al menos dos días más, por lo que ha elevado hasta el máximo el nivel nacional de alerta por desastres meteorológicos.

El sur de China se ve afectado entre mayo y septiembre por el monzón asiático, pero este año las lluvias y crecidas fluviales están siendo especialmente violentas, con destrucción de embalses y carreteras. Coinciden, además, con una de las más graves sequías que se recuerdan en varias zonas de algunas de estas provincias, como Yunnan, Guizhou y Guangxi, donde millones de personas están afectadas por la falta de agua potable y se han perdido 5 millones de hectáreas de cultivos.

EFE

Bookmark and Share

sábado, 22 de mayo de 2010

Ocho supervivientes tras estrellarse en India un avión

Ocho supervivientes tras estrellarse en India un avión. APOcho personas han conseguido salvar la vida tras estrellarse esta madrugada (hora española) un avión de la Air India en el aeropuerto de Mangalore, en el suroeste de India. El aparato, un Boeing-737, se salió de la pista de despegue cuando trataba de aterrizar, procedente de Dubai, y después estalló en llamas. Según la aerolínea, en el avión viajaban un total de 166 personas, de las cuales 160 son pasajeros, cuatro de ellos menores, y las seis restantes pertenecen a la tripulación.

Los equipos de rescate continúan con sus labores en busca de supervivientes del siniestro, dificultadas por el intenso humo que rodea el avión, por lo que aún no se ha podido determinar el número exacto de fallecidos. Todos los pasajeros del avión eran de nacionalidad india y la aerolínea ha abierto una investigación para esclarecer las causas del siniestro. El aeropuerto de Mangalore está localizado en una zona elevada y está considerado uno de los más complicados de India para los despegues y aterrizajes de avión. En los últimos días se han registrado lluvias muy intensas en el sur de la India.

Se trata del mayor accidente aéreo en el país asiático desde hace más de una década. El último gran siniestro tuvo lugar en julio del año 2000, cuando un Boeing 737-200 de Alliance Air se estrelló en un área residencial mientras realizaba un segundo intento de aterrizaje en la ciudad de Patna. Murieron alrededor de 50 personas.

En los últimos meses se han producido varias tragedias aéreas. El pasado 12 de mayo más de un centenar de personas murieron tras estrelllarse un avión, procedente de Sudáfrica, en el aeropuerto libio de Trípoli. Solo sobrevivió un niño holandés de diez años. El 10 de abril, 95 personas, entre ellas el presidente polaco y varios altos cargos del Gobierno fallecieron tras estrellarse el Tupolev Tu-154 en el que viajaban cerca de la ciudad rusa de Smolensk.

Bookmark and Share

miércoles, 14 de abril de 2010

Al menos cuatrocientos muertos y 10.000 heridos en un seísmo de 7,1 grados en China

Al menos cuatrocientos muertos y 10.000 heridos en un seísmo de 7,1 grados en China. EFEAl menos 400 personas han muerto, diez mil han resultado heridas y muchas otras permanecen sepultadas tras el terremoto de 7,1 grados que sacudió hoy la provincia occidental china de Qinghai.

El seísmo, con una profundidad de 33 kilómetros, se produjo a las 7:49 hora local (23:49 GMT del martes), según la Administración China de Terremotos, y su epicentro se localizó a 33,1 grados latitud norte y 96,7 grados longitud este en el distrito de Yushu, en la prefectura autónoma tibetana del mismo nombre, y que tiene una altitud de más de 4.000 metros.

"Las casas aquí están hechas de madera y las paredes son de barro, por lo que algunas viviendas se vinieron abajo con el terremoto", agregó el subdirector del departamento de noticias de la televisión local.

En la ciudad de Jiegu (Gyegu en tibetano), una de las zonas más afectadas por el seísmo, con una población de 100.000 personas y donde se encuentra el gobierno del distrito, el 85 por ciento de las viviendas quedaron destruidas, explicó Zhuohuaxia, un portavoz del servicio provincial de emergencias de la zona.

"En las calles reina el pánico y están atestadas de gente con heridas en la cabeza", relató.

Uno de los policías que participa en las labores de rescate aseguró que alumnos de escuelas primarias locales se encuentran entre las víctimas, pero el número todavía se desconoce.

El oficial declaró a la prensa que, por el momento, "tenemos que emplear nuestras manos para retirar los escombros, ya que no tenemos grandes máquinas excavadoras".

Para Kang Zifu, un alto cargo del ejército que participa en la operación de rescate "lo primero es salvar a los estudiantes. Las escuelas son lugares en los que siempre hay mucha gente".

"Las clases no habían comenzado. Los alumnos que salieron corriendo de sus dormitorios están vivos, pero aquellos que no lograron escapar a tiempo permanecen sepultados", sentenció uno de los profesores de la Escuela Primaria de Yushu, un internado que cuenta con un millar de estudiantes.

La prensa señala que han tenido lugar al menos 18 réplicas, la más grande de 6,3 grados de magnitud una hora y 36 minutos después del principal seísmo.

Casas, templos, gasolineras, postes eléctricos han sido derribados, además de producirse deslizamientos de tierra, daños en las carreteras y cortes en los suministros eléctricos.

Cerca de 700 soldados trabajan en las tareas de desescombro y ya han rescatado a más de 900 personas, afirmó un portavoz de la Oficina de Emergencia Provincial de Qinghai. Además, otras 5.000 personas, entre militares y personal médico, han sido enviados a la zona.

Por su parte, el Ministerio de Asuntos Civiles anunció en un comunicado que ha enviado 5.000 tiendas de campaña, 50.000 abrigos y 50.000 mantas a la zona.

El comandante del Ejército de Liberación Popular (ELP) de la zona militar de Yushu, Wu Yong, señaló que están instalando tiendas de campaña y transportando oxígeno para ayudar a los heridos, pero "las frecuentes réplicas y los fuertes vientos dificultan las operaciones", así como también el hecho de que "las carreteras que conducen al aeropuerto también han resultado dañadas".

Además, Liu Jie, del Centro de Red Sismológica de China, argumentó que "se pueden producir réplicas superiores a 6 grados en los próximos días".

Por el momento, el gobierno chino ya ha anunciado que ha destinado 29,3 millones de dólares en ayuda.

Qinghai, habitada por tibetanos, mongoles, hui (musulmanes) y chinos de la etnia mayoritaria han fue una de las zonas afectadas por el seísmo que en mayo de 2008 sacudió el norte de la vecina provincia de Sichuan, que dejó cerca de 90.000 muertos y desaparecidos. El de hoy es el peor seísmo ocurrido en China desde entonces.

La provincia es conocida, entre otras cosas, porque en ella nació el actual Dalai Lama, porque brotan tres de los principales ríos de Asia (el Yangtsé, el Amarillo y el Mekong) y porque para los tibetanos en el exilio formaría parte del "Gran Tíbet" que ellos reclaman.

El oeste de China, con grandes cadenas montañosas como el Himalaya, es una zona de frecuentes de terremotos, aunque muchos de ellos se producen en áreas poco pobladas o deshabitadas.

EFE

Bookmark and Share

lunes, 8 de marzo de 2010

Al menos 57 muertos en un terremoto de 6 grados al este de Turquía

Al menos 57 muertos en un terremoto de 6 grados al este de Turquía. EFEUn terremoto de 6 grados en la escala de Richter causó al menos 57 víctimas mortales en las localidades de Okcular, Yukari Kanatli y Kayali, y además hay "más de 50 personas heridas" por el seísmo según informó informó el portavoz del Gobierno, Cemil Cicek. El seísmo tuvo su epicentro en la ciudad de Basyurt, en la provincia de Elazig, en la noche del domingo.

El observatorio sismológico Kandilli de Estambul registró al menos 10 secuelas del sismo de entre 2.1 y 4 grados. El observatorio . El Centro para la Prevención de Desastres señaló que 57 personas resultaron muertas, aunque añadió que la cifra de muertos podría aumentar porque no ha habido contacto con algunas aldeas de las montañas de la región.

Muchos edificios de esta empobrecida zona colapsaron y la gente se lanzó en pánico a las calles y pasó la noche al aire libre, por miedo a réplicas. Se han enviado ambulancias de otras provincias para trasladar a los heridos.

El seísmo tuvo lugar a 5 kilómetros de profundidad y se pudo sentir en las vecinas provincias de Tunceli, Diyarbakir y Malatya, causando pánico entre la población. "La situación es horrible, la gente está asustada. Llueve y hay niebla, nadie puede ir a sus casas", explicó Yasar Çagribay, director general de la Media Luna Roja en Elazig.

El ministro de Estado y viceprimer ministro, Cemil Cicek, el ministro de Estado Cevdet Yilmaz, el ministro de Obras Públicas y Vivienda, Mustafa Demir, y el ministro de Sanidad, Recep Akdag, se han trasladado ya a la capital de Elazig. El primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogan, está siendo informado en todo momento sobre la situación.

El gobernador de Elazig, Muamer Erol, dijo que hay al menos diez pueblos gravemente afectados. El gobernador explicó a la cadena NTV que los equipos de rescate ya están trabajando sobre el terreno para rescatar a las personas que han quedado atrapadas bajo los escombros a los que se han visto reducidos algunos edificios. Por su parte, el vicegobernador provincial, Mehmet Alí Saglam, indicó a la agencia Anatolia que ya están en camino equipos de rescate de las provincias de Diyarbakir, Mardim y Erzurum

Turquía se encuentra en una zona sísmica, en 1999 un seísmo dejó 18.000 muertos.

Bookmark and Share

domingo, 28 de febrero de 2010

El fuerte terremoto de Chile causa un tsunami en el Pacífico

La presidenta de Chile en Concepción. REUTERSChile, donde ayer se registró un seísmo de 8,8 grados en la escala de Richter, se encuentra ubicado en el llamado "círculo de fuego" que bordea los países bañados por el Pacífico, una de las zonas más sísmicas del planeta, donde se producen el 80 por ciento de los terremotos.

Chile es una estrecha franja de tierra jalonada por alturas de 6.000 metros en Los Andes y profundidades de cuatro a seis mil metros en el mar. Todo su territorio se halla entre las cumbres y las simas de mayor magnitud del planeta.

Estadísticamente, la interacción entre las placas tectónicas de Nazca y de Sudamérica produce un seísmo destructor cada 10 años, un promedio de diez pequeños temblores diarios y unos 3.500 movimientos sísmicos anuales, según el Instituto de Geofísica de la Universidad de Chile.

Ha sido entre 50 y 100 veces más intenso que el terremoto que asoló Haití en enero pasado, y en la historia sísmica de Chile es el tercero más intenso, según han calculado los sismólogos. La franja afectada de la placa continental en la que se encuentra Chile es de aproximadamente 350 kilómetros, entre el balneario de Pichilemu y el Golfo de Arauco.

Más de 300 muertos

Chile evalúa los destrozos de uno de los mayores terremotos de la historia, que dejó más de 300 muertos y dos millones de damnificados además de disparar alarmas de tsunamis en Japón, al otro lado del Pacífico.

Fuertes réplicas del seísmo de magnitud 8,8 que azotó el sábado el centro y sur del país mantuvieron a millones de chilenos en vilo durante la noche.

Centenares de personas durmieron en colchones y sillas de plástico en las calles del centro de Santiago por temor a otro terremoto como el que demolió edificios y hospitales, rompió puentes y dio vuelta automóviles como si fueran de juguete.

Los daños fueron graves en Concepción, la segunda ciudad del país a unos 500 kilómetros de Santiago, donde el terremoto tumbó casas y puentes y sólo las llamas de los incendios iluminaban en la madrugada del domingo la noche cerrada.

El tsunami llega a las costas de Japón

Tras pasar de largo por la costas de Hawai, el tsunami provocado por el terremoto de Chile ha llegado esta madrugada (hora peninsular española) a Japón. Olas de casi 1,5 metros han golpeado la costas de la prefectura de Iwate, en el norte del país, donde está en vigor una alerta por la posibilidad de un tsunami, que ha obligado a evacuar a 320.000 personas.

El seísmo de más de 8 grados en la escala de Richter que sacudió el sábado Chile generó este domingo una alerta por tsunami en el Océano Pacífico. Más de medio centenar de naciones se encontraban en riesgo de sufrir las consecuencias de las mayores olas que se han producido en ese océano desde 1964. En Hawai, se siguió con gran expectación la inminente llegada de la gran ola, que luego pasó de largo. Las olas de un metro de altura bañaron playas desiertas, porque muchos de los residentes de las zonas costeras se encontraban ya en regiones más altas siguiendo la recomendación de las autoridades estadounidenses.

Bookmark and Share

sábado, 27 de febrero de 2010

Un fuerte terremoto sacude el sur de Chile

Un fuerte terremoto sacude el sur de ChileUn terremoto de 8.8 grados en la escala de Richter ha sacudido este sábado el suroeste del país, según el Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS), que ha situado el epicentro del seísmo en el mar a una profundidad de 63 kilómetros y a una distancia 55 kilómetros al noreste de la ciudad de Concepción, la segunda en importancia del país. El Centro de Avisos del Pacífico de EEUU ha rebajado la alerta de tsunami, que había lanzado poco después de producirse el terremoto, para las costas del sur y centro de Chile, Ecuador, Perú, Colombia, Panamá, Costa Rica y Antártida.

La presidenta chilena, Michelle Bachelet, ha informado de que al menos 16 personas -cinco en Maule, uno en la Araucania y 10 en Biobío- han muerto y que el terremoto ha ocasionado grandes daños materiales en el sur del país, que todavía están siendo evaluados por los equipos de emergencia. La presidenta chilena ha señalado también que habitantes en el archipiélago de Juan Fernández, situado en el Océano Pacífico, han informado que una ola de gran tamaño ha afectado a la ciudad principal pero que todavía se desconoce si hay daños. Bachelet ha informado además, de la posibilidad de que al menos tres regiones del país podrían ser consideradas "zona catastrófica".

La presidenta asegura que se tiene constancia de "daños intensos en la infraestructura". "Hay una enorme cantidad de daños y no sabemos su exacta dimensión", ha explicado en una comparecencia ante los medios. De momento, se tiene constancia de numerosas evacuaciones en diversos puntos del país, especialmente en Santiago. Las imágenes divulgadas por la televisión pública chilena detallan cortes energéticos casi constantes, una enorme cantidad de escombros en las calles y numerosos atascos en los puntos de salida de las principales localidades afectadas. Todas las operaciones del Aeropuerto de Santiago han sido canceladas, según la televisión.

De madrugada

El seísmo, que ha durado cerca de un minuto y ha tenido lugar a las 3.34 (7.34 en España), ha dejado sin suministro eléctrico a la capital, situada a 317 kilómetros del epicentro del temblor, y ha hecho que mucha gente haya salido a las calles. Las réplicas del terremoto, las últimas de 6.9 y 5.5 de magnitud, están siendo constantes y se están sintiendo por todo el país.

En 1960, Chile sufrió el mayor terremoto registrado en el mundo desde 1900. El seísmo de magnitud 9.5 devastó la región de Valdivia, mató a 1.655 personas y generó un tsunami que se dejó sentir en Hawaii, Japón y las Islas Filipinas. El último de gran intensidad que ha sufrido el país suramericano tuvo lugar en 1985.

Streaming live video by Ustream

Bookmark and Share

domingo, 21 de febrero de 2010

La paradisiaca Madeira, destrozada por las riadas

La paradisiaca Madeira, destrozada por las riadas. REUTERSLa paradisiaca isla portuguesa de Madeira ha quedado destrozada por las riadas del sábado, que causaron la muerte al menos de 40 personas, y los equipos de rescate aún temen encontrar cadáveres en los vehículos y casas enterradas bajo toneladas de lodo.

Algunas de las zonas más turísticas de la bahía de Funchal, la capital del archipiélago, son auténticos barrizales, mientras las autoridades se afanan por despejar calles y carreteras de los escombros arrastrados con violencia por las laderas en las que se asienta buena parte de la ciudad.

Entre las viviendas y automóviles destrozados, los bomberos han encontrado ya los cuerpos de 17 de las víctimas mortales, pero aún no han podido acceder a muchas localidades de la periferia de la ciudad, donde las carreteras, el teléfono y la energía eléctrica fueron barridas por la fuerza de las aguas junto a casas enteras.

El responsable de Asuntos Sociales del Gobierno regional, Francisco Ramos, expresó hoy a la prensa su temor de que el número de muertos, situado oficialmente en 40, suba a medida que los servicios de protección civil limpien zonas ahora cubiertas de barro y accedan a las partes altas de la ciudad más damnificadas.

Desde Lisboa partieron en las últimas horas varios aviones y una fragata militar con ayuda médica y humanitaria, helicópteros, submarinistas para buscar cuerpos en la bahía de Funchal y especialistas de las fuerzas de orden con perros entrenados en la búsqueda de víctimas.

El Gobierno ha desplazado también un equipo de médicos forenses para acelerar la identificación de los cadáveres y refuerzos de los efectivos de bomberos y protección civil del continente.

Las Fuerzas Armadas lusas han empezado a preparar puentes militares para rehabilitar varias carreteras arrasadas por las riadas y el primer ministro portugués, José Sócrates, que viajó anoche a la isla, garantizó esta madrugada "toda la ayuda que el Gobierno regional necesite" para la recuperación de Madeira.

Entre la población de la región, de 260.000 habitantes y concentrada en un 90 por ciento en la isla que da nombre al archipiélago, se vivieron momentos de pánico durante las quince horas de lluvias torrenciales registradas el sábado.

Bookmark and Share

miércoles, 10 de febrero de 2010

Al menos 157 muertos enterrados por un alud en Afganistán

Al menos 157 muertos enterrados por un alud en Afganistán. EFEUna avalancha sepultó el pasado lunes decenas de vehículos que cruzaban un paso montañoso al norte de Afganistán. Hasta el momento, los equipos de salvamento han recuperado 157 cadáveres bajo la nieve y han conseguido rescatar a 2.500 personas con vida, según el portavoz del Ministerio del Interior, Zemarai Bashari.

Alrededor de 120 personas han sido ingresadas en los hospitales del Ministerio de Salud. Las cifras de heridos y fallecidos pueden aumentar todavía, ya que se desconoce el número de personas que continúan enterradas por la nieve.

Un alud hizo desaparecer, hace dos días, la carretera que transcurre por el paso montañoso de Salang, la principal vía que comunica Kabul con las provincias del norte. El camino, que está bloqueado, será despejado a partir de esta noche.

Al menos 400 efectivos policiales y miembros de los equipos de salvamento continúan trabajando en las tareas de rescate, ha declarado Bashari. La nieve ya ha sido retirada de unos 3,5 kilómetros de carretera, según la agencia AIP.

El presidente afgano, Hamid Karzai, expresó ayer sus condolencias a las familias de las víctimas y ordenó acelerar las tareas de rescate.

EFE

Bookmark and Share

sábado, 23 de enero de 2010

Haití pone fin a la búsqueda de supervivientes del terremoto

Haití pone fin a la búsqueda de supervivientes del terremotoEl Gobierno haitiano ha puesto fin a la búsqueda de supervivientes del terremoto que asoló Puerto Príncipe el pasado 12 de enero, según ha anunciado hoy la ONU en un comunicado. El texto explica que la decisión se tomó ayer viernes a las 22.00 hora española (16.00 en Haití). En total, 132 personas han sido rescatadas con vida durante los 10 días que han durado las labores de los equipos de rescate internacionales. Las últimas en salir de los escombros han sido una mujer de 84 años y un joven de 22.

A partir de ahora, la ayuda humanitaria se centrará en las miles de personas que han perdido sus casas y que no tienen alimentos o atención médica, especialmente en la capital y las ciudades cercanas.

Además, la Dirección General de la Protección Civil de Haití ha facilitado el último recuento provisional de víctimas del seísmo, y ha establecido en 111.499 las personas que han fallecido. Más de 193.000 personas han resultado heridas en el seísmo, unas 11.000 viviendas quedaron destruidas y otras 32.321 se han visto afectados, según datos del ministerio del Interior haitiano citados por los medios locales.

El departamento Oeste, donde se encuentra la capital del país, Puerto Príncipe, ha sido la región que ha registrado un mayor número de víctimas. La mayor parte de los edificios gubernamentales se derrumbaron y cerca de un millón de personas se han quedado sin hogar. Más de 130.000 personas han utilizado hasta hoy los autobuses fletados por el Gobierno para salir de la capital y dirigirse a zonas menos afectadas por el seísmo.

Sin embargo, hay otras localidades del departamento fuertemente afectadas también, como Léogane, a 40 km al oeste de la capital, donde se localizó el epicentro del seísmo. El 80% de la localidad está destruida. La ciudad tenía 25.000 habitantes, pero la comarca 190.000.

Bookmark and Share

viernes, 22 de enero de 2010

La ONU se prepara para pasar de etapa de emergencia a la reconstrucción en Haití

La ONU se prepara para pasar de etapa de emergencia a la reconstrucción en HaitíLas Naciones Unidas se preparan para pasar de la etapa de emergencia a la de reconstrucción en Haití, diez días después del fuerte terremoto que devastó al país caribeño, donde se han acelerado las operaciones humanitarias para asistir a unos 3 millones de damnificados.

El secretario general del organismo mundial, Ban Ki-moon, se reunió hoy con su representante especial para Haití, el ex presidente estadounidense Bill Clinton, para preparar la próxima fase de los esfuerzos internacionales en la devastada nación.

"Ahora tenemos que pasar de la etapa de emergencia, a la de asistencia y recuperación, y finalmente a la de reconstrucción", dijo a la salida del encuentro el máximo responsable de la ONU.

Ban anunció que el subsecretario general para Asuntos Humanitarios, John Holmes, y la administradora del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), Helen Clark, acudirán a la conferencia para la reconstrucción de Haití que se celebrará el próximo lunes en Montreal.

También señaló que los esfuerzos del organismo mundial en el país caribeño giran sobre tres ejes, que son mejorar los mecanismos de distribución de ayuda, garantizar la seguridad y la estabilidad, además de iniciar la reconstrucción.

Naciones Unidas, el Banco Mundial (BM), junto al Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y la Comisión Europea prepararán un estudio de los daños que servirá de guía para conducir los esfuerzos de reconstrucción de la comunidad internacional, indicó.

"Las personas con las que hablé durante mi visita a Haití me dijeron que obviamente necesitan agua, alimentos, refugio y otras necesidades básicas, pero que también necesitan un futuro mejor", agregó.

En ese sentido, la ONU puso en marcha el miércoles un programa de "dinero por trabajo" en el que piensa emplear en unas semanas hasta 200.000 personas para limpiar escombros y reparar infraestructura.

"Es muy importante dar a los jóvenes algo positivo qué hacer", observó Clinton, quien aseguró que los haitianos "tienen la oportunidad de volver a concebir su país".

El ex mandatario aseguró que el sismo no puede descarrilar los planes de desarrollo económico en los que la ONU, el Gobierno haitiano y él personalmente trabajaban antes de la catástrofe.

"A mi entender, superar la devastación del terremoto debe ser parte de la estrategia para desarrollar Haití", apuntó.

Por ello, señaló que se ha puesto en contacto de nuevo con empresarios que habían mostrado interés en invertir en el país caribeño y las organizaciones con las que habían planificado proyectos de desarrollo.

Por otra parte, Naciones Unidas aseguró hoy que ha aumentado la distribución de ayuda humanitaria en Puerto Príncipe y que la ha hecho llegar a otras localidades del sur del país, como Jacmel, que hasta ahora estaban prácticamente abandonadas.

La apertura de un corredor humanitario entre Santo Domingo y Puerto Príncipe, junto al atraque este jueves en el puerto de la capital haitiana de un primer barco con un cargamento humanitario de 123 toneladas, permitirán agilizar la criticada distribución de ayuda a los damnificados, afirmaron representantes del organismo.

Parte de esta ruta en suelo haitiano será custodiada por 150 solados dominicanos, después de que el Gobierno del presidente René Préval diera el visto bueno al ingreso de tropas del país vecino, con el que Puerto Príncipe mantiene históricamente unas difíciles relaciones.

Los militares dominicanos colaborarán con el contingente peruano de la misión de estabilización de la ONU en Haití (Minustah) destinado a la frontera haitiana con la República Dominicana, y estarán bajo las órdenes del jefe militar de los "cascos azules" en el país, el general brasileño Floriano Peixoto Vieira Neto, según Naciones Unidas.

La ONU también informó que ha recibido 195 millones de dólares y promesas de otros 112 millones en respuesta a la petición de 560 millones de dólares en ayuda a Haití que lanzó el pasado viernes.

El terremoto de siete grados en la escala de Richter que devastó el 12 de enero el área metropolitana de Puerto Príncipe dejó más de 100.000 personas muertas, unas 1,5 millones sin techo y 3 millones de damnificados, según cifras del Gobierno del país caribeño.

EFE

Bookmark and Share

jueves, 21 de enero de 2010

Una mirada entre los escombros en Haití

Una mirada entre los escombros en HaitíUna mirada entre los escombros bastó a los familiares de una niña haitiana para alertar a los servicios de emergencia de que una de sus hermanas desaparecidas podía estar sepultada bajo su vivienda, derruida por el terremoto. Ocho días después del potente seísmo, un equipo de rescate español ha logrado sacar a la joven, de 14 años, con vida.

Miembros del SUMMA 112 de la Comunidad de Madrid y militares de la UME desplazados a Puerto Príncipe han informado de que la niña, llamada Estéfani, se encuentra en estado de shock psicológico y con taquicardia. Estéfani, que padece un déficit mental desde su nacimiento, podría ser dada de alta en uno o dos días tras ser atendida en uno de los hospitales de campaña, han señalado las mismas fuentes.

Historias con final feliz como esta se han repetido en las últimas horas en otros puntos de la capital, donde los 52 equipos internacionales de salvamento desplazados al país trabajan a destajo en busca de supervivientes. Un niño de cinco años ha sido rescatado este miércoles de otra vivienda derruida, informa la cadena CNN en su edición online [en inglés].

Se desconoce si el chico, de nombre Monley, ha podido tener acceso a comida o bebida, pero los médicos atribuyen su supervivencia a la resistencia y fuerza de su cuerpo, que mostraba señales de estar deshidratado.

EFE

Bookmark and Share

miércoles, 20 de enero de 2010

La ONU se moviliza para ver si hay víctimas del nuevo seísmo en Haití

La ONU se moviliza para ver si hay víctimas del nuevo seísmo en Haití. EFELos equipos de búsqueda y rescate de personas de la ONU se están movilizando rápidamente para establecer si el terremoto que sacudió hoy Haití ha causado nuevas víctimas, confirmó la Oficina de Ayuda Humanitaria de Naciones Unidas (OCHA).

"Nuestros equipos en el terreno están a salvo y los expertos en rescate se han lanzado a las calles para ver si el nuevo temblor ha provocado derrumbes adicionales y si hay más gente que ha quedado atrapada entre los escombros", dijo a Efe la portavoz de la OCHA, Elizabeth Byrs.

Precisó que el epicentro de este movimiento telúrico, que tuvo una intensidad de 6,1 grados en la escala de Richter, se ubicó a sólo 2 kilómetros de la localidad de Petit-Goave, a 60 kilómetros al oeste de Puerto Príncipe.

Byrs dijo que helicópteros de la Misión de Estabilización en Haití (Minustah) se han movilizado para hacer una evaluación inmediata de los daños en Petit-Goave.

Agencia de reconstrucción de la ONU para futuros desastres

El primer ministro británico, Gordon Brown, propuso hoy la creación en el seno de la ONU de una agencia de reconstrucción que en el futuro sirva para coordinar los esfuerzos de ayuda ante desastres como el terremoto de Haití.

"En primer lugar, debemos dar apoyo; en segundo lugar, mejorar la coordinación internacional; y en tercer lugar, ayudar al Gobierno de Haití a que vuelva a levantarse para ser capaz de organizar la reconstrucción del país", dijo el primer ministro.

Pero después de concentrarse en estos primeros esfuerzos de emergencia, la comunidad internacional tiene que pensar en cómo se puede mejorar la asistencia en el futuro, después de los muchos problemas de la operación de ayuda a Haití, explicó Brown.

Naciones Unidas, defendió, debe "considerar seriamente" la creación de esta agencia de reconstrucción, que debería estar "dispuesta de inmediato a hacer frente a este tipo de problemas".

EFE

Bookmark and Share

martes, 19 de enero de 2010

La ayuda comienza a llegar a los damnificados en Haití

La ayuda comienza a llegar a los damnificados del terremotoLa paupérrima población de Haití empieza a vislumbrar algo de esperanza, pese al descontrol, la falta de alimentos y el estado lamentable del país tras el terremoto. El Ejército estadounidense, en colaboración con la ONU, ha comenzado a dar comida y agua en Puerto Príncipe en un reparto que fluye con más intensidad que días anteriores, según la oficina de coordinación humanitaria de Naciones Unidas (OCHA). "La logística está aumentando su potencia, aunque sigue siendo prioritario seguir salvando a los heridos que necesitan urgente asistencia médica", ha dicho Elizabeth Byrs, portavoz de la OCHA.

Unos 2.000 marines y 1.000 soldados rasos estadounidenses han empezado a distribuir desde primera hora de hoy más de 14.000 bolsas de comida y 15.000 litros de agua en el noreste de la capital de Haití. Los militares norteamericanos han desembarcado en el infierno haitiano equipados con decenas de vehículos de tierra, una docena de helicópteros y cargamento médico. Unos 20 helicópteros Black Hawk han aterrizado en los terrenos circundantes del destruido palacio presidencial de Haití, bajo la mirada anhelante de centenares de personas que se han agolpado en la reja externa esperando los suministros.

Según ha informado Byrs en rueda de prensa desde Ginebra, el número de equipos de rescate procedentes de numerosos países ha aumentado hasta los 52, con un total de 1.820 trabajadores y 175 perros especializados, y en la semana transcurrida desde que la tierra tembló, han logrado sacar a 90 personas con vida de debajo de los escombros en Puerto Príncipe.

Sin embargo, la magnitud de la tragedia hace aún difícil el acceso al agua, alimentos y asistencia médica para los miles de heridos. Las fuerzas de Estados Unidos han logrado hacer llegar a la capital 45 toneladas de suministros, pero ahora afrontan el reto de distribuirlas por el país, algo complicado por la inseguridad y la falta de infraestructuras en el país.

En este aspecto, la portavoz de la OCHA ha informado que a partir de ahora, muchos equipos de rescate han empezado a trasladarse al exterior de Puerto Príncipe, a otras ciudades que han sufrido fuertes destrucciones, como Leogane, con entre un 80 y un 90% de los edificios destruidos, Jacmel, con un 60% de destrucción, u otras como Gressier o Petit Goave. "Los equipos sólo pueden llegar a esas localidades en helicóptero, pues las carreteras están muy dañadas", ha dicho.

El ex presidente de EE UU, Bill Clinton, quien ayer voló a Haití para hacer una entrega de suministros y conocer de primera mano cómo progresa la ayuda humanitaria, también ha puesto la voz de alerta ante la incapacidad para repartir convenientemente los cargamentos."El principal problema es el sistema de distribución, debido a la destrucción de las infraestructuras, de los propios ministerios", ha dicho el ex presidente en declaraciones a la CNN.

El teniente general Ken Keen, responsable de la Fuerza Conjunta que opera en Haití, ha hecho hincapié además en los problemas de inseguridad que se viven en algunas zonas, que crean problemas puntuales para la distribución de la ayuda. "Hay incidentes de violencia que nos impiden entregar la asistencia humanitaria y debemos de hacer frente a estos problemas", ha dicho el militar, quien ha destacado que la Misión de Pacificación de la ONU en Haití (MINUSTAH) está haciendo "todo lo que puede" para resolver este problema.

Estados Unidos, según ha indicado el teniente general Keen, se ha hecho cargo de uno de los cuatro puntos de distribución que el Gobierno de Haití ha designado para repartir la asistencia humanitaria. Los otros tres están en manos de la Misión de Pacificación de la ONU.

Por su parte, la portavoz de la OCHA ha querido restar importancia a la violencia entre la población ya que, según sus palabras, la situación está bajo control. "Hay pillajes, pero en general la situación está controlada. Los convoyes de distribución de ayuda van con escolta", ha señalado pera recalcar que existe una gran coordinación entre la MINUSTAH, la fuerza de estabilización de la ONU, las fuerzas policiales haitianas, y las tropas estadounidenses que han llegado al país y que, controlan, entre otros, el aeropuerto de Puerto Príncipe.

Tanto Byrs como portavoces de otras agencias de la ONU han insistido en desoír las voces críticas sobre las supuestas intenciones de Washington hacia Haití y por su fuerte presencia militar en el país caribeño. "Trabajamos en estrecha colaboración con las fuerzas de EE UU y gracias a ellos funciona el aeropuerto de Puerto Príncipe, y debemos agradecérselo. Y además, ya han empezado a reparar el puerto", ha dicho Byrs.

Bookmark and Share

lunes, 18 de enero de 2010

El caos amenaza la distribución de alimentos para los sin techo de Haití

El caos amenaza la distribución de alimentos para los 600.000 sin techo de HaitíEl caos y la inseguridad amenazan la continuidad de las operaciones de distribución de alimentos en Haití, ya que la llegada de los camiones con paquetes de ayuda genera casi siempre tumultos y escenas de gran excitación.

Muchos puntos de concentración de damnificados llevan cinco días sin recibir ni un gramo de ayuda alimentaria, como es el caso de los miles de refugiados de Peguyville, que cinco días después del terremoto de 7 grados en la escala de Richter, solo han visto llegar un camión con agua potable.

En toda la capital comienzan a proliferar pancartas y letreros junto a los innumerables campos de refugiados con mensajes simples como "SOS" o "Help" escritos en varios idiomas, a veces acompañados de frases como "Necesitamos de todo".

En los comercios del centro ciudad, los saqueos continúan casi con impunidad: grupos de muchachos se cuelan en comercios cerrados o almacenes y arrojan desde el tejado todo tipo de mercancías a los miles de personas que los reciben abajo. Los militares de la ONU pasan por delante sin intervenir, mientras que la policía haitiana dispara al aire sin éxito, según pudo comprobar Efe.

Muchos damnificados se quejan de que no han recibido ninguna ayuda, pese a que el aeropuerto de Puerto Príncipe soporta verdaderos atascos de aviones con cargamentos de ayuda humanitaria como víveres y medicinas, principalmente.

Los helicópteros surcan el cielo de Puerto Príncipe constantemente, y los damnificados los miran ansiosos por si traen ayuda para ellos, pues han oído que en algunas ocasiones, los americanos sueltan paquetes de comida desde el cielo.

"Hay que comprender, la coordinación se ha ido al suelo, lo mismo que nuestros edificios del Programa Mundial de Alimentos (PMA) y de la propia misión de la ONU para la estabilización de Haití (Minustah)", comentó Alejandro López-Chicheri, jefe de comunicaciones del PMA para América Latina.

Sin embargo, los damnificados no comprenden: "Sólo sé que en tres días he comido un plato de arroz que tuvo a bien darme una vecina", contó Bobien Ebristout, quien ocupa una barraca levantada con cuatro lonas en una colina polvorienta de Peguyville donde el olor a excrementos lo invade todo.

En la tarde del domingo, un convoy del PMA hace su aparición en Peguyville con un cargamento de galletas proteínicas, y la distribución de galletas está a punto de degenerar en un tumulto ante el caos provocado por el hambre y la desesperación.

Por esa razón, nunca se anuncian con antelación los puntos de distribución de alimentos: "Nunca anunciamos el lugar donde vamos a repartir la comida para evitar tumultos", señaló a Efe el capitán Marco León Peña, del contingente boliviano de la Minustah (misión de la ONU en Haití) que estos días se encarga de repartir agua y comida.

Contrariamente a lo sucedido en Peguyville, el capitán Peña está al frente de un destacamento de ochenta hombres para una operación de suministro de agua potable en el céntrico Campo de Marte: de los ochenta, diez se encargan de la distribución en sí misma, mientras que los otros setenta bolivianos garantizan la seguridad y ordenan las filas de los peticionarios.

López-Chicheri lo define así: "Para nosotros, una distribución exitosa de alimentos o agua es aquella en la que nadie sufre daños".

La obsesión de la ONU por la seguridad de su personal también ralentiza las operaciones de ayuda: por ejemplo, el convoy que hoy traía la ayuda a Peguyville fue interrumpido y devuelto a la base ante rumores de un tiroteo en el punto por donde debían transitar, hasta que se demostró que era falso y pudieron salir de nuevo.

Por otro lado, el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, quien llegó hoy a Haití, para evaluar personalmente la magnitud de los daños, se reunió con el presidente de Haití, René Preval, y con la vicepresidenta del Gobierno español, María Teresa Fernández de la Vega, cuyo país ejerce la presidencia semestral de la Unión Europea (UE).

Ban propuso que la UE organice una misión especial a Haití, bajo el amparo de la ONU para llevar a cabo labores humanitarias y de reconstrucción urgente en Puerto Príncipe.

Por su parte, Fernández de la Vega también dio a conocer una conjunto de medidas de ayuda española, que incluyen una nueva donación de 5 millones de euros para la financiación de proyectos de servicios públicos esenciales y el envío de un buque medicalizado a Haití.

EFE

Bookmark and Share

domingo, 17 de enero de 2010

La calma y la ayuda humanitaria comienzan a llegar en Haití

La calma y la ayuda humanitaria comienzan a llegar en HaitíEl director en Haití de la ONG española CESAL, Jordi Bach, presente en Haití, destacó este domingo que la ayuda humanitaria está comenzando al llegar poco a poco al país caribeño, y aseguró que la población está manteniendo una "calma admirable" y que los puntos más afectados por el terremoto se encuentran ahora mismo "bajo control".

La actividad humanitaria en la zona, según Bach, se ha disparado a todos los niveles en el primer fin de semana tras el seísmo del pasado martes. El presidente de Haití, René Preval, a pesar de su "aspecto deplorable", ha hecho "un llamamiento a la coordinación de la ayuda internacional", durante una entrevista por televisión. Según relata Bach, Preval ha escogido a "gente de confianza" para sustituir a los ministros fallecidos durante el terremoto.

"Un reputado doctor fue automáticamente nombrado como responsable de la salud en el país. Otro de sus amigos, nombrado responsable de los asuntos referentes al combustible. Y así, hasta formar una especie de gobierno improvisado con el que gestionar la crisis", explicó Bach.

"Sin Palacio Nacional, ni Asamblea, ni Ministerios (todo ha desaparecido), Preval ha instalado su base en una comisaría cerca del aeropuerto", afirma el cooperante. El mandatario haitiano se dispone así a recibir a los líderes extranjeros que van a visitar Haití en los próximos días para supervisar la situación sobre el terreno.

La ayuda proporcionada por República Dominicana también está llegando. "Ambulancias, buldozers, médicos, etc. están por doquier", indicó el cooperante. " La colaboración y solidaridad entre los dos países será recordada por años. El terremoto ha logrado en una semana olvidar las tensiones históricas de muchas décadas", indicó.

PRESENCIA INTERNACIONAL Y SEGURIDAD

Preval está organizando con el presidente dominicano Leonel Fernández, "una gran conferencia internacional sobre Haití la semana que viene, en Santo Domingo" mientras la Fuerza de Estabilización de Naciones Unidas, la MINUSTAH, también "se la ve este domingo muy activa". "He visto bomberos de Francia, Dominicana, Canadá, etc. Las ONG empiezan a desembarcar y preparar sus bases", indica el cooperante.

La presencia del Gobierno haitiano es nula en los principales puntos de acceso, en especial el aeropuerto, que se encuentra bajo gestión de EEUU, y en donde "no existe personal del Ministerio de Inmigración", según informaron a Bach fuentes de médicos sin fronteras.

Por lo que se refiere a la seguridad de la población, el cooperante español percibe un ambiente de cierta tranquilidad. "Aunque se reportan algunos pillajes y vandalismo, sobre todo en la zona comercial del centro, la gran mayoría de haitianos se están comportando con una admirable calma, contrario a lo que leo en algunos periódicos, la gran mayoría de distribuciones de agua y alimentos, se hacen en ordenadas colas y sin violencia", indicó en su crónica de este domingo, colgada en la página web de la organización.

"Las mujeres campesinas provenientes de Kenskoff llegan a Puerto Príncipe transportando cestas de mimbre sobre sus cabezas repletas de alimentos, camino a los mercados informales. Nadie las asalta, nadie las molesta", explicó. "Las ONG estamos trabajando sin ningún problema de falta de seguridad. Hasta en Cité Soleil y Martisans, dos de los barrios de peor fama de la ciudad, la ONG italiana AVSI, con quien compartimos trabajo y sede, ha montado carpas para acoger y cuidar cientos de personas sin ningún impedimento. No oigo un solo disparo durante el día, apenas 2 o 3 durante la noche", comentó.

Parte del contingente humanitario dispone ya de teléfonos satélite y ya no dependen de las líneas telefónicas de Haití. De esta forma, sólo queda solventar problemas "logísticos" causados por la falta de combustible. "No nos queda carburante para más de 2 días. Sin él, nuestros coches quedan inservibles, y la ayuda que va llegando sin distribuir". El nuevo objetivo de las organizaciones humanitarias es conseguir la gasolina necesaria para hacer llegar la ayuda en coche, una tarea que tienen previsto comenzar a partir de mañana.

Bach, finalmente, concluye con un grato recuerdo de la tercera víctima mortal española confirmada en la tragedia, la funcionaria de la Unión Europea, Pilar Juárez, a la que conoció personalmente. "Una gran persona, muy sencilla pese a su cargo, siempre dispuesta a ayudarnos", aseveró Bach.

EUROPA PRESS

Bookmark and Share

Temen epidemias en Haití, que estudia quemar cuerpos y evacuaciones masivas

Temen epidemias en Haití, que estudia quemar cuerpos y evacuaciones masivas. EFELos cuerpos de socorro no esperan muchos más "milagros" como el del rescate hoy de una mujer que estuvo 80 horas sepultada bajo los escombros que dejó el terremoto del martes, por lo que ahora la atención está más centrada en cómo evitar una crisis sanitaria en Haití.

A las dificultades para encontrar a víctimas con vida como Lidovia Pierresainte, la mujer de 33 años que tras un trabajo de nueve horas y media fue salvada por una brigada de Perú y Nicaragua, se sumó hoy un nuevo temblor, de 4,5 grados en la escala Richter, que sembró otra vez el pánico y retrasó las labores de rescate.

Una muestra de la precaria situación en la capital haitiana se vivió durante el rescate de Perresainte, cuyos socorristas debían turnarse cada media hora ante el hedor que desprendían los cadáveres de tres adolescentes que tenía a su lado, dijo el nicaragüense Bernardino Bermúdez.

El ministro de Sanidad haitiano, Alex Larsen, aseguró que ya han sido encontrados "algo más de 25.000" muertos, la mayor parte de los cuales ha ido a parar a fosas comunes, donde son cubiertos con cal viva y luego con tierra.

Ante críticas por una supuesta intención del Gobierno de quemar los cuerpos, Larsen no lo descartó: "Aún no hemos tomado la decisión".

Por su parte, su colega de Interior, Antoine Bien-Aimé, dijo a Efe que en total serían 100.000 los fallecidos, 70.000 de ellos en Puerto Príncipe.

En otras ciudades como Leogane (oeste) han perecido entre 5.000 y 10.000 en medio del derrumbe del 90% de los edificios, el mismo nivel de destrucción que presenta Carrefour, según Elizabeth Byrs, portavoz de la oficina humanitaria de la ONU (OCHA),

"En el momento en que empecemos a derruir las casas que han sido dañadas, la atmósfera será irrespirable, porque aparecerán nuevos cadáveres", advirtió Larsen.

A esto se suma, apuntó Bien-Aimé, que en la capital haitiana deambulan unas 600.000 personas que se quedaron sin techo por la "catástrofe histórica" y "la peor situación a la que ha debido hacer frente la ONU", tal como aseveró hoy Byrs.

Sin agua, sin comida y sin baños, cada cual se las ingenia como puede para salir adelante cada día, muchos de ellos recurriendo a los campamentos que se han ido improvisando desde el martes en la capital del país más pobre de América.

Uno de esos campamentos está en la Plaza Saint Pierre, en donde apiñados malviven cerca de 10.000 haitianos, afirmó a Efe el representante de Protección Civil Benoit Frantz.

Allí no es extraño ver restos de excremento por algunas áreas del parque y también montones de basura, cuya pestilencia se mezcla con los cadáveres en descomposición.

Para evitar que los riesgos de epidemias y enfermedades sigan creciendo, Bien-Aimé confirmó a Efe que su país planea evacuaciones masivas.

"En muchos casos vamos a tener que proceder al desplazamiento de la población, y planeamos construir campamentos provisionales para recibir a las víctimas", señaló.

Los dos ministros se refirieron, además, al retraso en la atención a los heridos y lo atribuyeron a los graves daños en las infraestructuras y en las comunicaciones.

El Gobierno pudo repartir el viernes asistencia para unas 30.000 personas: galletas proteínicas, agua y productos para la higiene, de acuerdo con el titular de Interior.

Según pudo comprobar Efe, el Hospital General, mayor centro médico del país, ya comenzó a recibir medicinas, material paramédico y alimentos para los enfermos, tras tres días de parálisis total, si bien su gerente general, Guy Laroche, puntualizó que toda la ayuda "ha sido de ONGs".

Pese a esta y otras críticas por la desorganización gubernamental, incluyendo señalamientos de que es EE.UU. el que coordina esa tarea, Washington afirmó hoy que es la Administración de René Préval la que dirige esos esfuerzos.

"El Gobierno de Haití lleva el liderazgo en la identificación de cuáles son las prioridades", aunque EE.UU. y otros países realizan reuniones diarias para detallar las tareas de coordinación, aseguró Tim Callaghan, asesor para América Latina y el Caribe de la Oficina de Asistencia Extranjera para Desastres de la Casa Blanca.

Como parte de esas tareas de coordinación de la ayuda, Préval, quien hoy pidió mejorar la coordinación de los equipos de rescate y sobrevoló Puerto Príncipe para constatar la magnitud de la catástrofe, viajará el lunes a Santo Domingo a una cita preparatoria de cara a una Cumbre Mundial por Haití que se celebraría en marzo.

En la reunión del lunes, convocada por el mandatario dominicano, Leonel Fernández, también participará la vicepresidenta primera del Gobierno de España, María Teresa Fernández de la Vega, así como representantes de EE.UU., Canadá y América Latina.

Adicional a este esfuerzo, el presidente estadounidense, Barack Obama, anunció el "Fondo Clinton-Bush", que buscará organizar a la sociedad civil de su país en los esfuerzos humanitarios y de reconstrucción en Haití.

Además, la secretaria de Estado de EE.UU., Hillary Clinton, llegó hoy a Puerto Príncipe para trasladar a Préval y al pueblo haitiano la solidaridad y el compromiso de Washington.

Clinton no abandonó el aeropuerto, sensible a las sugerencias de que su presencia en Haití podía perjudicar las operaciones de rescate en marcha.

La ayuda internacional sigue llegando a esa terminal aérea, que ya alcanzó su capacidad máxima de 90 aterrizajes y es dirigida desde ayer por Estados Unidos tras la firma de un "memorando de entendimiento" con Haití.

Según un funcionario haitiano citado por Radio Metropole, el problema del aeropuerto Toussaint Louverture no es la coordinación, sino la falta de camiones para distribuir la ayuda y la destrucción de las vías.

El próximo dignatario en arribar a la nación antillana será el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, quien lo hará este domingo.

Naciones Unidas es uno de los organismos más afectados por el seismo, ya que causó la muerte de al menos un trabajador del Programa Mundial de Alimentos (PMA) y 40 miembros de su misión de paz en Haití, incluido su jefe, el tunecino Hédi Annabi, y su adjunto, Luiz da Costa, confirmó hoy Ban.

Por último, la desesperación que invade a los sobrevivientes sigue degenerando en saqueos y robos a transeúntes en el centro de Puerto Príncipe -donde entre 5.000 y 6.000 presos se fugaron tras el terremoto-, sin que la Policía intervenga, comprobó Efe.

EFE

Bookmark and Share

La devastadora fuerza del terremoto en Haití se debe a la falta de actividad sísmica

La devastadora fuerza del terremoto en Haití se debe a la falta de actividad sísmicaLa devastadora fuerza del terremoto registrado el martes en Haití se debe a la falta de actividad sísmica que ha caracterizado la región durante más de dos siglos, según los expertos, que habían alertado del seismo en 2008.

El último gran terremoto en la isla La Española se remonta a 1751.

Según el equipo de científicos capitaneado por el profesor estadounidense Paul Mann de la Universidad de Texas y que predijo hace dos años el sismo de Haití, la acumulación de estrés durante estos dos siglos había creado un déficit de tensión de unos dos metros lo que equivale a un terremoto de magnitud 7,2.

Los movimientos sísmicos son consecuencia directa de la geología de la Tierra, cuya superficie no es una cubierta continua y uniforme sino que está formada por diferentes piezas denominadas placas tectónicas. Estas placas están en permanente movimiento y en muchos puntos de la Tierra, chocan unas con otras.

Según los geólogos, la isla de La Española es el punto de convergencia oblicua de las placas de Norteamérica y el Caribe y las fallas Septentrional y Enriquillo (esta última la que originó el terremoto del 12 de enero) son las líneas divisorias entre una y otra placas.

Además, en el caso de Haití, gran parte del país se encuentra sobre la microplaca Gonave cuyo límite más meridional es la zona de falla Enriquillo-Plantain Garden (EPGFZ por su sigla en inglés). EPGFZ se extiende desde la zona central-meridional de La Española hasta Jamaica.

Según el estudio presentado en 2008 por Mann y su equipo, mientras la placa de Norteamérica se mueve en dirección este-oeste a una velocidad de unos 20 milímetros al año, la placa del Caribe se mueve en dirección opuesta a un ritmo similar.

Este movimiento hace que la falla Enriquillo sea similar en estructura y carácter a la famosa falla de San Andrés de California y que causó el gran terremoto de San Francisco en 1906.

Y el epicentro del terremoto de Haití se situó, según el Instituto Sismográfico de Estados Unidos, a unos 10 kilómetros de profundidad y a sólo 3 kilómetros de la falla, lo que según Mann es consistente con el movimiento de fricción entre las placas de Norteamérica y Caribe.

Pero también hace que sus efectos sean más devastadores porque toda la liberación de la energía acumulada desde 1751, se realizó muy cerca de la superficie.

A estas circunstancias geológicas se añade que en un radio de 30 kilómetros de EPGFZ, existen dos grandes centros urbanos, Puerto Príncipe y la capital de Jamaica, Kingston, que acumulan un total de 3,65 millones de habitantes.

Quizás lo más escalofriante de toda la ciencia que existe en el caso del terremoto de Haití es que fue anunciado hace casi dos años por un grupo de científicos en una conferencia celebrada en la República Dominicana.

El equipo de Mann acudió a la XVIII Conferencia Geológica del Caribe, celebrada en Santo Domingo del 25 al 28 de marzo de 2008, con un estudio sobre la falla Enriquillo en la que señalaban su capacidad de producir un sismo de magnitud 7,2.

Casi dos años después, el 12 de enero, la falla Enriquillo ha liberado casi toda su potencia máxima con un terremoto de magnitud 7 que arrasó Puerto Príncipe y causó decenas de miles de muertos en todo el país.

Ahora, sin duda, las autoridades dominicanas deben de estar repasando con cierta alarma el estudio "Interseismic Plate coupling and strain partitioning in the Northeastern Caribbean" capitaneado por el profesor estadounidense David Manaker, de la Universidad Purdue y que fue publicado por las mismas fechas.

Porque además de señalar que la falla Enriquillo era capaz de producir un terremoto como el sufrido la semana pasada por Haití, los científicos advierten del potencial "de un gran terremoto (de magnitud 7,5 o mayor) en la falla Septentrional en la República Dominicana".

Tras el terremoto, el profesor Mann advirtió del peligro que existe en Kingston y en la ciudad dominicana de Santiago de los Caballeros por su cercanía a la zona de fallas.

"La gente debe ser educada sobre los peligros (de un terremoto) incluso aunque nunca hayan experimentado una gran sacudida durante su vida", recomendó Mann.

EFE

Bookmark and Share

Miles de personas abandonan Puerto Príncipe ante la falta de ayudas

Miles de personas abandonan Puerto Príncipe ante la falta de ayudas. REUTERSEl Gobierno de Haití prepara planes de desplazamiento masivo de los damnificados por el terremoto del pasado martes, que se calculan en unas 600.000 personas, para evitar epidemias. "En muchos casos vamos a tener que proceder al desplazamiento de la población, y planeamos construir campamentos provisionales para recibir a las víctimas" ha dicho el ministro del Interior, Antoine Bien-Aimé.

A falta de un cálculo preciso sobre el número de fallecidos -ayer el propio Bien-Aimé señaló que la cifra final estaría entre los 100.000 y los 200.000 muertos-, una de las principales preocupaciones para el Ejecutivo haitiano a estas horas es cómo distribuir la ayuda internacional que está llegando y cómo evitar las epidemias. El titular de Interior ha explicado que la Organización Internacional de Migraciones ha entregado una gran cantidad de carpas para los damnificados, pero que el Gobierno aún no ha comenzado a distribuirlas porque está estudiando "si es mejor darles las tiendas [a los damnificados] o desplazarlos masivamente".

Pero mientras el Gobierno traza un plan, un éxodo de miles de personas ha comenzado ya su marcha desde la capital. "He estado esperando dos días, pero nada ha llegado, ni siquiera una botella de agua", dice Yves Manes en unas declaraciones recogidas por la agencia Reuters. Manes, su mujer y sus hijos son ya parte de la larga columna de personas que abandona Puerto Príncipe para irse hacia otras partes de la isla, donde esperan contar con la ayuda de familiares para conseguir refugio y el sustento más básico.

Los que se quedan tendrán que convivir con los gritos de heridos pidiendo ayuda, el polvo de los escombros y el olor de los miles de cadáveres que quedan en las calles de Puerto Príncipe. Alrededor de 50.000 según ha señalado el ministro de Sanidad, Alex Larsen, quien ha explicado que los cuerpos están siendo depositados en fosas comunes y que son tratados con cal viva antes de ser cubiertos con tierra. En el futuro no se descartan incineraciones masivas.

También con cierta inseguridad, ya que han comenzado algunos saqueos a supermercados y otros lugares de almacenamiento de comida. Cientos de personas han saqueado una amplia zona de almacenes comerciales del centro de la capital. Algunas personas se han dirigido posteriormente a la Policía, que patrullaba la zona pero no ha intervenido, para denunciar que asaltantes armados con palos les habían robado sus pertenencias aprovechando la confusión del momento. También el Programa Mundial de Alimentos (PMA) ha informado que al menos uno de sus almacenes ha sido saqueado en Puerto Príncipe. Se trata del almacén más importante del PMA en la capital haitiana, según ha comunicado la portavoz Emilia Casella, quien ha añadido que "en una situación de emergencia y tan desesperada como ésta, los saqueos no resultan inusuales".

La desesperación, tanto de quienes abandonan la ciudad como de quienes se quedan, refleja la situación de caos que todavía se vive en Haití, cuyas autoridades se han visto incapaces de gestionar las labores de rescate y han tenido que ceder el testigo a Naciones Unidas, al ejército estadounidense y a gobiernos extranjeros, además de a las numerosas organizaciones de ayuda llegadas de todas partes para colaborar con las labores de emergencia.

De momento, la secretaria de Estado de EE UU, Hillary Clinton, ya ha aterrizado en el país caribeño y mañana está prevista la llegada del secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon. Clinton, que ha volado a bordo de un avión que transportaba al mismo tiempo ayuda humanitaria al país, tiene previsto durante su breve estancia en Haití supervisar sobre el terreno los esfuerzos que EEUU realiza para ayudar al pueblo haitiano.

El presidente haitiano, René Préval, la ha recibido en el aeropuerto, cuyo control ha asumido EE UU tras el colapso de los últimos días y cuya nueva gestión parece haber provocado algunas suspicacias en Francia. En un primer momento, el secretario de Estado de Cooperación francés, Alain Joyandet, ha llegado a hablar de protesta oficial ante Washington después de que uno de sus aviones militares, que cargaba un hospital de campaña, fuera desviado a Santo Domingo. Sin embargo, horas después, París ha desmentido que esa queja se hubiera llevado a término.

Con todo, EE UU se ha hecho presente en Haití ante la tragedia como ningún otro país. El presidente estadounidense Barack Obama prometió ayer Préval, el "pleno apoyo del pueblo americano" a la recuperación del país. También ayer, fuentes del Pentágono informaron de que el próximo lunes estarán en Haití hasta 10.000 soldados para ayudar a la organización, rescate y reconstrucción de Puerto Príncipe. Su estancia allí tiene visos de alargarse, como ya ha expresado el Jefe de las Operaciones Navales estadounidenses, el almirante Gary Roughead. "Estamos preparados para quedarnos el tiempo que sea necesario", ha dicho Roughead mientras un barco hospital partía desde Baltimore con rumbo a Haití.

Desaparecidos

Mientras tanto, la labor de desescombro avanza de manera muy lenta para todos. Naciones Unidas intenta digerir todavía la peor tragedia de su historia. La organización sigue sin localizar a decenas de empleados. También el ministerio de Exteriores español mantiene su búsqueda de cuatro o cinco españoles desaparecidos, entre ellos una policía y una diplomática, aunque ya se ha confirmado la muerte de un matrimonio.

Ante esta catástrofe, los líderes mundiales han planeado convocar una conferencia internacional. El presidente estadounidense, Barack Obama, y sus homólogos francés y brasileño, Nicolas Sarkozy y Luiz Inácio Lula da Silva respectivamente, han mostrado su predisposición. Esta solidaridad mundial ha permitido que Cuba haya autorizado a EE UU a usar su espacio aéreo para vuelos de evacuación en Haití.

La ministra francesa de Economía, Christine Lagarde, ha asegurado que Francia va a pedir que se condone la deuda que Haití tiene contraída con el Club de París, que reagrupa a los principales países acreedores del mundo. La deuda asciende a 54 millones de euros (unos 78 millones de dólares). Lagarde ha señalado que Francia ya ha anulado de forma unilateral cuatro millones de euros.

En tanto, el portaaviones USS Carl Vinson también está previsto que llegue hoy a Haití con 19 helicópteros y ayuda alimentaria, mientras que el buque hospital USNS Comfort se está preparando para zarpar mañana sábado desde Baltimore y se espera que llegue al país caribeño el próximo jueves. Una vez allí, su tripulación podrá prestar atención médica a hasta 1.000 pacientes en doce quirófanos, según el Pentágono.

La Unión Europea (UE) ha convocado una reunión para el lunes con los países miembros para coordinar el apoyo humanitario.

Bookmark and Share

Seguidores

Estadisticas

Catastrofes y Desastres Template Blogger Elegance by Dicas Blogger.

TOP