domingo, 28 de febrero de 2010

El fuerte terremoto de Chile causa un tsunami en el Pacífico

La presidenta de Chile en Concepción. REUTERSChile, donde ayer se registró un seísmo de 8,8 grados en la escala de Richter, se encuentra ubicado en el llamado "círculo de fuego" que bordea los países bañados por el Pacífico, una de las zonas más sísmicas del planeta, donde se producen el 80 por ciento de los terremotos.

Chile es una estrecha franja de tierra jalonada por alturas de 6.000 metros en Los Andes y profundidades de cuatro a seis mil metros en el mar. Todo su territorio se halla entre las cumbres y las simas de mayor magnitud del planeta.

Estadísticamente, la interacción entre las placas tectónicas de Nazca y de Sudamérica produce un seísmo destructor cada 10 años, un promedio de diez pequeños temblores diarios y unos 3.500 movimientos sísmicos anuales, según el Instituto de Geofísica de la Universidad de Chile.

Ha sido entre 50 y 100 veces más intenso que el terremoto que asoló Haití en enero pasado, y en la historia sísmica de Chile es el tercero más intenso, según han calculado los sismólogos. La franja afectada de la placa continental en la que se encuentra Chile es de aproximadamente 350 kilómetros, entre el balneario de Pichilemu y el Golfo de Arauco.

Más de 300 muertos

Chile evalúa los destrozos de uno de los mayores terremotos de la historia, que dejó más de 300 muertos y dos millones de damnificados además de disparar alarmas de tsunamis en Japón, al otro lado del Pacífico.

Fuertes réplicas del seísmo de magnitud 8,8 que azotó el sábado el centro y sur del país mantuvieron a millones de chilenos en vilo durante la noche.

Centenares de personas durmieron en colchones y sillas de plástico en las calles del centro de Santiago por temor a otro terremoto como el que demolió edificios y hospitales, rompió puentes y dio vuelta automóviles como si fueran de juguete.

Los daños fueron graves en Concepción, la segunda ciudad del país a unos 500 kilómetros de Santiago, donde el terremoto tumbó casas y puentes y sólo las llamas de los incendios iluminaban en la madrugada del domingo la noche cerrada.

El tsunami llega a las costas de Japón

Tras pasar de largo por la costas de Hawai, el tsunami provocado por el terremoto de Chile ha llegado esta madrugada (hora peninsular española) a Japón. Olas de casi 1,5 metros han golpeado la costas de la prefectura de Iwate, en el norte del país, donde está en vigor una alerta por la posibilidad de un tsunami, que ha obligado a evacuar a 320.000 personas.

El seísmo de más de 8 grados en la escala de Richter que sacudió el sábado Chile generó este domingo una alerta por tsunami en el Océano Pacífico. Más de medio centenar de naciones se encontraban en riesgo de sufrir las consecuencias de las mayores olas que se han producido en ese océano desde 1964. En Hawai, se siguió con gran expectación la inminente llegada de la gran ola, que luego pasó de largo. Las olas de un metro de altura bañaron playas desiertas, porque muchos de los residentes de las zonas costeras se encontraban ya en regiones más altas siguiendo la recomendación de las autoridades estadounidenses.

Bookmark and Share

sábado, 27 de febrero de 2010

Un fuerte terremoto sacude el sur de Chile

Un fuerte terremoto sacude el sur de ChileUn terremoto de 8.8 grados en la escala de Richter ha sacudido este sábado el suroeste del país, según el Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS), que ha situado el epicentro del seísmo en el mar a una profundidad de 63 kilómetros y a una distancia 55 kilómetros al noreste de la ciudad de Concepción, la segunda en importancia del país. El Centro de Avisos del Pacífico de EEUU ha rebajado la alerta de tsunami, que había lanzado poco después de producirse el terremoto, para las costas del sur y centro de Chile, Ecuador, Perú, Colombia, Panamá, Costa Rica y Antártida.

La presidenta chilena, Michelle Bachelet, ha informado de que al menos 16 personas -cinco en Maule, uno en la Araucania y 10 en Biobío- han muerto y que el terremoto ha ocasionado grandes daños materiales en el sur del país, que todavía están siendo evaluados por los equipos de emergencia. La presidenta chilena ha señalado también que habitantes en el archipiélago de Juan Fernández, situado en el Océano Pacífico, han informado que una ola de gran tamaño ha afectado a la ciudad principal pero que todavía se desconoce si hay daños. Bachelet ha informado además, de la posibilidad de que al menos tres regiones del país podrían ser consideradas "zona catastrófica".

La presidenta asegura que se tiene constancia de "daños intensos en la infraestructura". "Hay una enorme cantidad de daños y no sabemos su exacta dimensión", ha explicado en una comparecencia ante los medios. De momento, se tiene constancia de numerosas evacuaciones en diversos puntos del país, especialmente en Santiago. Las imágenes divulgadas por la televisión pública chilena detallan cortes energéticos casi constantes, una enorme cantidad de escombros en las calles y numerosos atascos en los puntos de salida de las principales localidades afectadas. Todas las operaciones del Aeropuerto de Santiago han sido canceladas, según la televisión.

De madrugada

El seísmo, que ha durado cerca de un minuto y ha tenido lugar a las 3.34 (7.34 en España), ha dejado sin suministro eléctrico a la capital, situada a 317 kilómetros del epicentro del temblor, y ha hecho que mucha gente haya salido a las calles. Las réplicas del terremoto, las últimas de 6.9 y 5.5 de magnitud, están siendo constantes y se están sintiendo por todo el país.

En 1960, Chile sufrió el mayor terremoto registrado en el mundo desde 1900. El seísmo de magnitud 9.5 devastó la región de Valdivia, mató a 1.655 personas y generó un tsunami que se dejó sentir en Hawaii, Japón y las Islas Filipinas. El último de gran intensidad que ha sufrido el país suramericano tuvo lugar en 1985.

Streaming live video by Ustream

Bookmark and Share

domingo, 21 de febrero de 2010

La paradisiaca Madeira, destrozada por las riadas

La paradisiaca Madeira, destrozada por las riadas. REUTERSLa paradisiaca isla portuguesa de Madeira ha quedado destrozada por las riadas del sábado, que causaron la muerte al menos de 40 personas, y los equipos de rescate aún temen encontrar cadáveres en los vehículos y casas enterradas bajo toneladas de lodo.

Algunas de las zonas más turísticas de la bahía de Funchal, la capital del archipiélago, son auténticos barrizales, mientras las autoridades se afanan por despejar calles y carreteras de los escombros arrastrados con violencia por las laderas en las que se asienta buena parte de la ciudad.

Entre las viviendas y automóviles destrozados, los bomberos han encontrado ya los cuerpos de 17 de las víctimas mortales, pero aún no han podido acceder a muchas localidades de la periferia de la ciudad, donde las carreteras, el teléfono y la energía eléctrica fueron barridas por la fuerza de las aguas junto a casas enteras.

El responsable de Asuntos Sociales del Gobierno regional, Francisco Ramos, expresó hoy a la prensa su temor de que el número de muertos, situado oficialmente en 40, suba a medida que los servicios de protección civil limpien zonas ahora cubiertas de barro y accedan a las partes altas de la ciudad más damnificadas.

Desde Lisboa partieron en las últimas horas varios aviones y una fragata militar con ayuda médica y humanitaria, helicópteros, submarinistas para buscar cuerpos en la bahía de Funchal y especialistas de las fuerzas de orden con perros entrenados en la búsqueda de víctimas.

El Gobierno ha desplazado también un equipo de médicos forenses para acelerar la identificación de los cadáveres y refuerzos de los efectivos de bomberos y protección civil del continente.

Las Fuerzas Armadas lusas han empezado a preparar puentes militares para rehabilitar varias carreteras arrasadas por las riadas y el primer ministro portugués, José Sócrates, que viajó anoche a la isla, garantizó esta madrugada "toda la ayuda que el Gobierno regional necesite" para la recuperación de Madeira.

Entre la población de la región, de 260.000 habitantes y concentrada en un 90 por ciento en la isla que da nombre al archipiélago, se vivieron momentos de pánico durante las quince horas de lluvias torrenciales registradas el sábado.

Bookmark and Share

miércoles, 10 de febrero de 2010

Al menos 157 muertos enterrados por un alud en Afganistán

Al menos 157 muertos enterrados por un alud en Afganistán. EFEUna avalancha sepultó el pasado lunes decenas de vehículos que cruzaban un paso montañoso al norte de Afganistán. Hasta el momento, los equipos de salvamento han recuperado 157 cadáveres bajo la nieve y han conseguido rescatar a 2.500 personas con vida, según el portavoz del Ministerio del Interior, Zemarai Bashari.

Alrededor de 120 personas han sido ingresadas en los hospitales del Ministerio de Salud. Las cifras de heridos y fallecidos pueden aumentar todavía, ya que se desconoce el número de personas que continúan enterradas por la nieve.

Un alud hizo desaparecer, hace dos días, la carretera que transcurre por el paso montañoso de Salang, la principal vía que comunica Kabul con las provincias del norte. El camino, que está bloqueado, será despejado a partir de esta noche.

Al menos 400 efectivos policiales y miembros de los equipos de salvamento continúan trabajando en las tareas de rescate, ha declarado Bashari. La nieve ya ha sido retirada de unos 3,5 kilómetros de carretera, según la agencia AIP.

El presidente afgano, Hamid Karzai, expresó ayer sus condolencias a las familias de las víctimas y ordenó acelerar las tareas de rescate.

EFE

Bookmark and Share

Seguidores

Estadisticas

Catastrofes y Desastres Template Blogger Elegance by Dicas Blogger.

TOP